El momento Gin-Tónic y el Tercer AntiSorteo #15J - Me Gusta mi Barrio
1111
post-template-default,single,single-post,postid-1111,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

El momento Gin-Tónic y el Tercer AntiSorteo #15J

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+





Veamos, niños y niñas, aunque todos (o casi todos) hemos vendido nuestra alma al combinado de moda, el Gin Tonic (o GT), y nos morimos por ese copazo transparente, en vaso de balón o en vaso ancho, lleno de una ginebra olorosa, de sabor ácido o afrutado, y combinado con una tónica de burbuja fina que acompañe y potencie el toque de limón que aporta esa discreta rajita que nos han colocado en el vaso (reconoced que habéis empezado a salivar aunque sean las 10 de la mañana), no siempre ha sido así. No siempre hemos sido tan “modennos” como para distinguir una Seagram de una Bombay Saphire o una London de una Bulldog ni hemos tenido agrias discusiones sobre: ¿Pepino sí o no?. Entiendo que es una dificil decisión, no os peguéis, que aquí hemos venido a ser amigos.

Esas burbujitas tentadoras

Esas burbujitas tentadoras

Estas cuestiones trascendentales, queridos míos, que ahora nos acogotan y nos ponen firme el dedo meñique al coger una taza de té no existían hace tiempo. Hace poco tiempo, de hecho. Y si tienes menos de “veintimuchos” años, tampoco existen (y digo “veintimuchos” en consideración a mis socias que son un poco más jóvenes que yo)

El Gintonic, en todo el mundo

El Gintonic, en todo el mundo

Reconozcamos que nuestra vida alcohólica ha llevado una evolución en la que la mayor parte de los éxitos han terminado con nuestro hígado del revés. Y que ha estado plagada de obstáculos, de pegajosos obstáculos en muchos casos.

¿Quién no ha vivido la época de “Tres minis, mil” y el calimocho de tetrabrik?¿Y el vodka Wistoka y el tequila Pachuca (o similares) para los botellones?

¿Quién no se ha aferrado a un cachi de whisky, vodka, ron, limón y Sprite (y demás conjugaciones etílicas imposibles)?

¿Quién no ha bebido del tirón chupitos azules en llamas, morados, rosa chicle, denominados B52, Matarratas, Beso de Mono? ¿Y frascas indefinidas aromatizadas con lima para beber en chupito?

¿Quién no ha visto caer del techo Leche de Pantera en chorro sobre su mini, Agua de Valencia, Leche de Burra?

¿Quién no se ha bebido lo que había en el vaso del centro del quinito o del duro? Sin respirar!

Gintonics aliñados

Gintonics aliñados

¿Os habéis hecho a la idea? Porque aquí llega EL TERCER ANTISORTEO #15J. Tachaaaaaannn!

Abstemios, abstenerse. Estáis acostumbrados y este no es vuestro ANTISORTEO. Este es el ANTISORTEO de los que vienen al #15J con ganas de tomarse unos GTs hasta perder el control de las palabras y que ¡¡¡¡vienen dispuestos a darlo todo!!!! ¡¡¡¡Yeeeaaaaaaaahhhhhh!!!!

Bueeeno, os dejamos. Al fin y al cabo, aquí de lo que se trata es de mantener proscrito a Mr Random y de currárselo. En este caso, tenéis que reconocer esos pequeños tropiezos alcohólicos que hemos tenido hasta llegar a esta perfección en la que nos encontramos. No quiero saber historias de vomitonas ni de meteduras de pata, esas las dejamos para cuando haya confianza. Queremos saber:


¿CUÁL ES LA MAYOR GUARRERÍA EN FORMA DE CÓCTEL, MINI, CUBATA, COPAZO o CHUPITO QUE OS HABÉIS BEBIDO JAMÁS?

Ala, ya podéis confesar lo inconfesable porque la recompensa merece la pena.

Y ¿cuál es el premio? Pese a que en Madrid hay grandes sitios para tomar GTs, entendemos en este caso que nuestro público “quincejotero” se puede ver limitado en sus salidas por cuestiones infantiles, de lactancia, de ganas o por haberse mimetizado con su pareja en el sofá y no ser capaz de salir ni con agua caliente. O por no vivir en Madrid, que en ocasiones pasa 😉 Aunque este blog es contrario a esos comportamientos (si no, de qué vamos a escribir), por esta vez vamos a hacer una excepción porque el regalo merece la pena.

Desde los prestigiosos SpiceCave, nos llega el pack “Aromatiza tu GT del #15J”. (Salva de aplausos)

Aromatiza tu GT del #15J

Aromatiza tu GT del #15J

¿A qué es rebonito? El maravilloso paquete que nos ofrecen estos colaboradores de excepción está compuesto de las siguientes especias: Cardamomo Verde (33 gr.) Pimienta de Jamaica (33 gr.) Canela Cassia en Rama (33 gr.) Bayas de Enebro (33 gr.) y Vainilla en Rama (10 unid.)

De este modo, tendréis unos gintonic de calidad extra en casita, sin poner un pie fuera, con los que epatar a las visitas más puristas. Vais a ser los reyes de la recepción en casa, al nivel de Isabel Preysler con los Ferrero Roché.¿A que es precioso nuestro pack?

Nos dicen nuestros amigos  que de cada pack “salen como unos 10 GT, de las especias en grano alguno más”. Suficiente para aliñar la mejor de las sobremesas.

Y pensáis, “esto no sé usarlo, se me va a caducar porque soy un paquete haciendo combinados”, no pasa nada porque la simpatiquísima Sara nos va a hacer unas demostraciones insitu el #15J. Así, como alumnas aplicadas que sois, os lo aprendéis todo ese día y os vais a casa con la lección aprendida y la borrachera por montera.

¡Ea! Todas a contar esas guarradas bebidas. El Comité Organizador repartirá, entre las mejores, cinco deliciosos packs especiados. Tenéis hasta el martes que viene para participar. ¡Animáos!!

 

PD: En claro guiño a mis socias y a mi fake hermano, confesaré que la mayor guarrada que he bebido fue un mini de whisky, ginebra, vodka, Fanta Naranja y Limón en el Luna Rubia, en la Plaza de la Merced (Málaga) ¡Ya he roto yo el hielo!

 






Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Noemi

Si no llevo los ojos muy abiertos, me pierdo por Madrid. Y tanto si me fijo en el camino como si me pierdo, encuentro sitios preciosos para compartirlos con vosotros. Tengo una manía compulsiva: disfrutar de la buena comida. ¿Quieres descubrir Madrid con nosotros?

40 Comments
  • Nerea

    31/05/2012 at 11:27 Responder

    Como se dice en mi pueblo “sois la ostia en verso” pues hoy mismo a la nuit, me pongo yo a pensar a ver que es lo más guarro o estranbótico que he tragado cual bebedora no muy usual… todo seas por tener uns GT chic!! gracias otra vez chicas esto es pa morirse es curro pero tiene su gracia

  • sarablancos

    31/05/2012 at 11:29 Responder

    Ains, ains, que emoción, como me ha gustado, esto lo posteo y facebukeo yo hasta el infinito y más allá….pero solo tengo una duda, que es eso de que teneís veintitantos y que del gremlin y la nsn menos, coño, que voy a ser la yaya de la reunión?????, porque yo estoy acercandome peligrosamente al borde irremediable de los…no puedo ni decirlo, no puedo, no puedo….cuarenta, lo dije….Bueno me llevaré mis mejores galas para la demo, je,je,je

    • Desmadreando

      31/05/2012 at 15:05 Responder

      La yaya 🙂 tranquila tranquila unas nos acercamos más- pero recuerda los 30´s son los nuevos 20´s 🙂

    • noemi

      04/06/2012 at 22:21 Responder

      Mis socias tienen veintimuchos… Yo, los 30 ya no los cumplo, tranquila 🙂

  • sarablancos

    31/05/2012 at 11:33 Responder

    Yo no participo en el sorteo, por razones obvias, pero también me hace poner lo de la guarrada alcoholica consumida en la juventud. A ver he de decir que he tomado muchas guarradas, pero de los peores recuerdos, los minis de vodka con kiwi del sapo azul en moncloa, y los cuantrós con chocolate de la chocita, esto último te garrapiñaba las venas.

  • Miss y Míster Golosina

    31/05/2012 at 11:38 Responder

    Pues aunque ahora no bebo alcohol y nunca he sido de beber por costumbre los findes, sí ha habido noches de marcha en las que he dado realmente pena por mi estado etílico. Pero la verdad, nada original en las combinaciones salvo los chupitos “de todo un poco” cuando aun no alcanzaba la mayoría de edad. Si me pongo a pensar, lo más asqueroso que he probado, auqneu en su momento me encantaba, era la cola con naranja y con limón.
    Sois geniales y os lo estáis currando mogollón.
    Ahora me piro a comprar unas cosillas a ver si hago mi manualidad para el primer antisorteo, que me quedan un par de horas.

  • Laura (Base Echo)

    31/05/2012 at 11:57 Responder

    Me da a mi que este no lo gano, por motivos de salud no me está permitido mezclar cosas raras así que salvo que cuente como aberración mezclar el alcohol con coca cola zero me doy por vencida en este round 🙁

    Snif, snif

    • noemi

      04/06/2012 at 22:23 Responder

      En alguno tenías que dejar concursar a los demás 🙂

  • Jesús

    31/05/2012 at 12:47 Responder

    ¡Aaaarrrrggh! Tengo tantos y tantos grandes momentos que contar, que no sé por cual decidirme. Ya no sé si en este concurso puedo participar o no, pero hay cosas en la vida que es mejor compartir para que no se ten enquisten dentro. Aquí una selección de los mejores mejunjes que he ingerido:

    1.- Con quince o dieciséis años: Abrimos el mueble bar de mis padres y echamos un poco de todo lo que hay. Ni me preguntéis. De todo incluyendo Martini, Ginebra, Moscatel y Anís, que en mi casa nunca faltaban. Después, a la nevera: ¿Coca cola? Padentro, ¿Sprite? Por supuesto, ¿Leche? Mi hermana mayor dice que en Moncloa hay un bar donde hacen unos minis con leche. Ah, pues padentro también ¿Y el toque exótico?… ¡¡zumo de limón!!


    NUNCA, NUNCA, NUNCA mezcléis limón con leche y alcohol en el mismo vaso. Si alguna vez os habéis preguntado qué quiere decir la gente con eso de “se corta la leche”, ahí tenéis la respuesta. Lo peor es descubrirlo cuando llevas medio mini vaciado…

    2.- Con la misma edad aproximadamente. Es falso el mito de que el Bayleys con Coca-cola se hace una piedra en el estómago y te mueres. Pero sí forma unos grumos de aspecto sospechoso… Eso sí, matar no mata.

    3.- De este no os pongo la edad porque NO HACE TANTO. Tres y media de la mañana, bares cerrados. Tres hombres considerablemente ebrios en un momento remember rastrean la antigua zona de marcha de Bilbao (en Madrid) en busca de los bares de su juventud, cerrados todos hace tiempo. Milagrosamente ¡La discoteca Cardenal sigue viva! Entramos y nos acodamos en la barra, que tenía un montón de copas amontonadas para recoger (20, 30, qué se yo). Y en ese momento se acerca la camarera:
    – ¿Alguna de estas copas es vuestra o me las llevo todas?
    Mi amigo A. en un alarde de reflejos se gira, levanta las tres copas más llenas del centro del montón y dice:
    – Estas tres son las nuestras, el resto te las puedes llevar.
    Y NOS LAS BEBIMOS ¿Qué tenían dentro? Ni idea.

    Y no sigo contando…

    • Laura (Base Echo)

      31/05/2012 at 13:16 Responder

      jajaja el último momento podría haber sido aún peor si hubieseis juntado el contenido de las 3 en uno sólo y lo hubieseis compartido jajaja. Si ya lo dice mi madre, lo que no te mata…engorda!!! jajaja

      • noemi

        04/06/2012 at 22:24 Responder

        Pues lo peor es que los cabrones están flacos… Lo del metabolismo es un cuento chino!

  • LydiaGDios

    31/05/2012 at 13:43 Responder

    Para empezar hay que recordar que al salir de casa nuestras madres siempre nos decían…con sentidiño eh! y ya sabes que mezclar no es bueno, así que si bebes por lo menos que sea siempre lo mismo. Y con esas palabras aún retumbando en nuestra cabeza allá nos ibamos a hacer botellon…pero claro las botellas pronto se acaban y a donde vas? a los bares… y que bebes allí? hasta el agua de los floreros…
    Os juro que ni se lo que llevan! En coruña, los tiempos en los que haciamos botellón en la plaza de Azcarraga nos tomabamos los “Paletos”… sólo se que el hombre del bar cogía una jarra la llenaba de hielo y alli empezaba a echar liquido de todas las botellas que tenía a su alrededor…Siempre ibamos un poco tocadillos asi que no nos daba tiempo a ver que tipo de alcohol era y para mas confusión las botellas nunca llevaban pegatina…Vamos que ibamos allí a jugarnos nuestra vida (porque no sabéis la resaca que daba aquello…al dia siguiente queríamos morir, pero oye siempre repetiamos! algo que hoy no llego a entender, seguro que mis neuronas quedaron tocadas desde aquella). En fin que algún estudioso de la materia un día nos dijo que todo eran bebidas blancas, así que nuestra conclusión es que llevaba vodka, ginebra y ron blanco por lo menos! A lo que le añadían algo verde…y seven up! que aquello se bebía en chupitos…Dios se me está revolviendo el estomago solo de recordarlo…

    Otra maravilla del mundo coctelero en Coruña son los “Semáforos”, tampoco se con exactitud que llevan, pero eran tan monos…que tenías que bebertelos! La camarera llenaba un vaso de chupito con algo transparente, vodka por ejemplo y después granadina. Despúes otro vaso un poco más grande con otra bebida transparente por ejemplo ginebra… y le ponía amaretto. y por ultimo una copa piscina como yo las llamaba y hacia una torre, creo recordar que a la torre le echaba martini blanco y un licor verde que sabia a pasta de dientes de menta, que asco! Una vez terminada la obra de arte alcoholica, nosotros esperabamos ansiosos con nuestras pajitas en la boca a que la camarera dijera ya! y alaaaaaa a beber como locos mientras ella iba levantando los vasitos y el alcohol se mezclaba creando una autentica bomba en nuestro estomago…
    Pero oye eramos felices…y allí estabamos tomando una y otra y otra…
    si es que normal que ahora digan que somos la generación perdida…perdimos todas nuestras neuronas con esas mezclas del diablo!

  • LydiaGDios

    31/05/2012 at 13:48 Responder

    ahhh ahora que leo el comentario de jesus…También me acuerdo cuando nos bebiamos el cerebrito. Eso si que es de tontos! pagar porque te den bayleys cortado…No se que echaban en el chupito, pero algo de alcohol y despues un chorrito de bayleys que se cortaba y quedaba flotando cual cerebro en formol… y padentro! no sé porque bebiamos eso porque la sensación al bebertelo agradable no era… argggggg

  • vaninasblog

    31/05/2012 at 14:08 Responder

    Pues diré que yo no soy muy amante de probar cosas raras, pero en honor a mi hermana, y sus cosas, he ahí lo que nos tomamos(los presentes casi mueren al verlo, y al camarero nunca jamás se lo han vuelto a pedir…nosotras seguimos vivas y normales…bueno a lo mejor, normales, no…Pero tampoco le vamos a echar la culpa al invento, no??), eso lo que tomamos:
    Licor de huevo con sprite…

    Ahí es “na”!!!

  • vaninasblog

    31/05/2012 at 14:11 Responder

    Pues diré que yo no soy muy amante de probar cosas raras, pero en honor a mi hermana, y sus cosas, he ahí lo que nos tomamos(los presentes casi mueren al verlo, y al camarero nunca jamás se lo han vuelto a pedir…nosotras seguimos vivas y normales…bueno a lo mejor, normales, no…Pero tampoco le vamos a echar la culpa al invento, no??), eso lo que tomamos:
    Licor de huevo con sprite…
    Ahí es “na”

  • MamaCachorro

    31/05/2012 at 14:35 Responder

    La curiosidad mató al gato y mis amigas quinciañeras y yo (realmente tendríamos ya 20) decidimos desmitificar alguna que otra leyenda urbana, para lo que mezclamos Baylis con Coca-Cola. No nos sucedió nada pero la pocima era asquerosa doy fe.

    En otra ocasión, en una barbacoa, hicimos una sangria especial: Martini Rojo, Negrita, VinoTinto, Gin, Refesco de Limón, medios limones y naranjas, mucho hielo y mucho mucho azucar. Aunque no lo parezca se podia beber y claro el efecto buscado enseguida se alcanzaba.

    Y ahí lo dejo…

  • ladymajan

    31/05/2012 at 14:43 Responder

    Yo fui siempre de cosas dulces, lo primero que bebí: “perfecto amor con lima”, que era un licor color morado que mezclado con la lima… en fin, para qué comentarlo… así que entre eso o el licor de fresa con coca-cola que nos bebíamos en la playa a los 18 años…

    ah! y me encanta una cosa que igual a vosotros os da asco, pero en Alicante es tradición: el café licor (que no licor de café), mezclado con coca-cola (ideal para no dormirse) y que se llama PLISPLAY…. y si lo mezclas con limón granizado se la MENTIRETA 😉

    Ahí queda eso 😛

    • Jesús

      31/05/2012 at 23:24 Responder

      ¡Burret! Así llaman en mi pueblo (al lado de Gandía) al café licor con coca-cola. Y lo beben durante las fiestas en cantidades industriales como si fuera calimotxo ¡Es un chute de cafeína!
      Es una de esas bebidas que cuando la pruebas la primera vez no te gusta nada, y al cabo de unas horas es como si la hubieras bebido toda la vida 😉

      • ladymajan

        04/06/2012 at 22:18 Responder

        A mí me encanta! y sí, se bebe mucho en moros sobre todo en cantidades industriales 😉

  • Desmadreando

    31/05/2012 at 15:00 Responder

    Tenía yo quince primaveras- plena reivindicación del feminismo, de que las mujeres pueden beber sabiamente y pedirse copazos estrambóticos y salir brincando con un solo pie.

    No suelo tomar mucho- mi alter ego lo hace solo en la imaginación.

    En fin, en la discoteca de moda en Acapulco- se llamaba Alebrije y a Dios gracias aún existe- era “guay” acercarse al camarero y decir “DAME SEMEN DE BURRO”.

    SEMEN DE BURRO

    Servir todos los ingredientes en la licuadora y moler a punto de nieve.
    Ingredientes: 1oz. de ron de coco Malibu 1oz. de vodka 1/2oz. de jugo de limon 1/2oz. de crema de coco 100 ml. de refresco de limon

    Si lo querías fulminante pedías el “SEMEN DE HULK”
    Era con kiwi.

    Yo que iba a saber, pues era verde radioactivo.

    Te lo bebías en un plis plas pues sabía dulce y se dejaba tragar.

    NOTA ACLARATORIA: Soy alérgica al kiwi.
    Imaginen no el pedo, el susto de casi terminar en el hospital y confesarle a mis padres
    “Fue culpa de Hulk- y su semen”

    Ellos pensaron que era causa directa del alcoholismo.

  • la madre novata

    31/05/2012 at 16:53 Responder

    En este no participo, soy un rollo, no me gusta mucho el alcohol y menos aún mezclado.

    • noemi

      04/06/2012 at 22:27 Responder

      Ya te tomarás un GT ya, y verás la luz :p

  • […] Hoy estrenamos el TERCER ANTISORTEO: MOMENTAZO GINTONIC. Porque, seamos sinceros, antes de echarle pepino a la ginebra, le echásteis licor de mora al […]

  • paparracho

    31/05/2012 at 17:45 Responder

    Son muchas las anécdotas a contar, pero ando justito de tiempo y no me puedo explayar.

    Voy a ser escueto: CUA-CUA. Cointreau con Licor 43. Pelotazo garantizado con un único vaso. Dulce como solo un adolescente en celo puede tolerar.

    Dadme el premio ya, que salvo que alguien se invente alguna marranada ficticia, es insuperable! 😛

    • Jesús

      31/05/2012 at 23:26 Responder

      Lo bueno del CUA-CUA era que podías dar la vuelta al vaso y nunca se caía, porque tan denso que se quedaba pegado a las paredes

  • Ursula

    31/05/2012 at 17:47 Responder

    El mío no es asqueroso en si, pero sí original… El rey de mis fiestas de adolescente eran los chupitos de gelatina. Utilizaba gelatina en polvo y al prepararla, en lugar de una de las medidas de agua, le ponía una medida de vodka, servía en vasitos pequeños de chupito y a enfriar hasta que cogía la consistencia de gelatina. Nos cogíamos un pedo dulce de los buenos!

  • ampa mlleMignonne...

    31/05/2012 at 17:58 Responder

    jajaaa, me meo!! yo todavía a veces y a falta de buenos licores me tomo alguna que otra guarrada, por no hablar de ese movimiento sutil de muñeca en un bar a altas horas de la madrugada cuando tu monedero solo tiene esas bolitas de pelusa, alargando el brazo y cogiendo una copa quiénsabedequién y echarte un trancazo rezando porque nadie le haya echadodrogas!! jajajaaaa
    bueno, yo una cosa que cada vez que lo pienso se me remueve el estómago es el supercocktail:
    ponche con cholet!! sí, habéis leído bien, y si era de vainilla mejor!! dios!! cajco!!! (que asco!!)
    y una mezcla mágica que servíamos en mi época de barwoman que todavía me acuerdo de memoria y de carrerilla:
    ginebra-mangaroca-lima-mora-sevenup

    yo no sé si me volvería a atrever a probarlo, pero ahí queda eso!!!

    ahi aquellos tiempos alcohólicos en qué han quedado!! en GTs, aunque sin moderación, porque hace unos meses en el stand de camper de la VOR, vamos, nos apuntamos a los 7 turnos de “aprende a hacer un buen gintonic” y acabamos como siempre, como las cobras…
    ahí dejo eso
    =D

  • Confeti en los bolsillos

    31/05/2012 at 18:41 Responder

    Ufff, por donde empezar. Yo al igual que muchos de vosotros, pienso que lo peor que me he bebido ha sido en Moncloa.
    En mi memoria y en la de mis amigas, siempre quedará clavado ese “Vomito de Dinosaurio” ¿Qué, que tenia? Ni preguntéis porque ni lo sé, ni lo pregunté por entonces, sólo sé q era una masa que olía fatal y que nos tragamos las tres amigas sin pensárnoslo.
    Luego está también el intento de experimento que hicimos unas amigas y yo en mi casa, hace ya unos años (tantos q mejor no pensar los que han pasado) Queríamos beber algo dulce, así que ¿qué mejor que un Peppermint con batido de chocolate? Ahhh, ¿qué no hay batido? Pues lo hacemos nosotras. Y ahí nos vemos a nosotras con leche, colacao y una batidora, pensando que era lo mismo, pero ¿qué paso? Pues que la leche con el Peppermint (que he de decir que llevaba en mi casa no se sabe cuanto tiempo) se corto ¿Y que íbamos a hacer entonces con ese mejunje? Pues lo que estáis pensando… BEBERNOSLO!!
    Así que creo que este antisorteo lo gano yo por guarrada entera 😀

  • bizcochodechocolate

    31/05/2012 at 19:28 Responder

    Para celebrar la victoria del Madrid mi marido le pidió a su hermano que nos preparase unos gintonics con unas rodajitas de pepino. Y nos planto unos gintonics con PEPINILLOS EN VINAGRE!, se me pasaron las ganas rápido.buagggggg

  • madre estresada

    31/05/2012 at 20:15 Responder

    yo no compito en estas cosas, me sacas del colacao y me pierdo jajajajajaj

    • noemi

      04/06/2012 at 22:29 Responder

      Lo bueno es que te pasas y comentas. Gracias!!!

  • migremlinnomecome

    31/05/2012 at 21:01 Responder

    A mí me sucedió algo parecido a Jesús, pero un poco más humillante. En la boda de un primo de mi marido, de estas que son de día pero a las 9 de la noche parece que son las 3 de la mañana, se acabó la barra libre pero inexplicablemente siguió sonando la música. Una de sus primas y yo andábamos en todo lo nuestro y decidimos hacer una “jesusada”.

    Comenzamos a robar copas, preferentemente las del color similar a las nuestras (aunque os aseguro que el JB cola no sabe como el Cacique Cola).

    A medida que avanzaba el tiempo nuestra tarea se complicaba y decidimos bajar el listón: cualquier cosa valía.

    De pronto, un espejismo: una vaso de color naranja hasta el borde abandonado sobre una mesa… ¿vodka con naranja? -nunca hizo daño, pensé- Miré hacia los dos lados y viendo que nadie miraba la agarré.

    En ese momento, una niña de unos 5 años con un montón de lazos horrendo me tiró del vestido y dijo:

    – ¡Oye! ¡Que esa fanta es mía!

    Lo bueno fue que, dadas las circunstancias, no me dio vergüenza ninguna…

  • Nerea

    31/05/2012 at 23:46 Responder

    Yo creo que las cosas más raras mientras estuve en pintxolandia, y sobre todo porque bebía más y aguantaba y restitía la leche, y en al uni pues tb los primero años, pero luego me volví mujer de buen vino, no cerveza, y combinados escasos.
    La bebida que más me marco, se llamaba ferrari rojo lo tome en mallorca con 17 en el viaje de estudios, pero al ir tan trompa se callo al suelo no para de repetir mi ferrari y claro la gente que no sabía de que iba el tema pues pensó que se me había ido la olla, se que llevaba granadina roja y mucho alcohol blanco.
    Lista de guarreridas preferias.
    -orgasmo: asi se llama por mi tierra, zumo de piña con licor de melecotón
    -kalimotxo en versión gigante con un chupito de kiwi Rivers dentro con vasito y todo no me acuero del nombre…
    -lo que más me molaba licor cuarentaitres con batido de vainilla, si era de chocolate se llamaba lugumba

    hay quedan las confesiones pal sorteo

  • Mamá 2.0

    01/06/2012 at 08:52 Responder

    Para empezar habría que tener en cuenta que a la tierna edad en la que se empieza a salir lo normal es que te bebas lo que te pongan por delante… y normalmente no acabas de enterarte de lo que te estás bebiendo.

    Recuerdo varios bares que ya no sé si existirán que servían chupitos de colores y texturas terroríficos. Normalmente los elegías por el nombre y no por los ingredientes… había uno que tenía la carta con nombres de medicamentos…

    De aquella época recuerdo también las cucarachas (tequila y tía maría que quemaban y tenías que beberte antes de que se fuera el alcohol) y los cerebritos míticos (toda la vida diciéndote que no mezclaras el Baileys con nada porque hace cuajarón y tú tomándotelo voluntariamente…).

    Destaco también como combinación de bebida especialmente asquerosa el calimocho, sobre todo con mora…la CocaCola tiene dignidad y esa mezcla es la peor manera de quitársela.

    Pero sin duda, las mejores mezclas provienen de una constumbre que teníamos los colegas antes de sentar la cabeza a la que llamábamos “Operación mueblebar” consistente en llevar a las fiestas esa botella que nunca se gasta que estaba en casa de los padres procedente de una cesta de navidad, un viaje al trópico o un regalo… y gracias a aquellas fiestas en las que si hubiera habido una botella de Vat 69 hubiese sabido a Chivas, probabas deliciosas mezclas como la “Mistela con licor de kiwi”…

    Y luego te haces mayor y vas a catas de Tanqueray y te dedicas a probar métodos para que la burbuja fina no se rompa al caer… manda huevos.

  • babychloe3

    01/06/2012 at 09:56 Responder

    uy si yo te contara … bueno en una mierda fiesta que monte en casa (digo mierdafista por que eramos 4 ,3 tias coladitas por el unico maromo ) para cojer el puntillo . mezclamos Tome nota

    chorreton de licor chino
    orujilllo galego
    chorrete de pacharan . con endrinas y todo
    licor de manzana (para endulzar)
    licor de pera
    vino tinto del bueno
    cocacola (para que cundiese mas )

    y tachan !

    un asqueroso coctel que nadie quiso tomar y me lo trinque yo solita vaso a vaso .mientras mi amiga se liaba con el maromo y nosotras jugabamos a la botella (si las 3 ) #patetico .pero no habia mas ….

  • sarablancos

    01/06/2012 at 10:26 Responder

    No lo he podido evitar, tengo más, es que he sido muuu fiestera, “con lo que yo he sido madre”, en fín, también recuerdo los lugumbas de los campamentos a los que iba, consistian en robar leche y colacao de la cocina, calentarlo en un chirrito (campingas) y añadirle JB o Ron o Coñá o cualquier bebida alcoholica de color marrón que hubieras podido comprar en el pueblo más cercano y que hubieras podido meter en la mochila. Lo peor de todo eran las resacas mañaneras con la mochila a cuestas y teniendote que chupara 15 o 20 km andando al día siguiente.

  • DESVIRTUALIZACIÓN | Madres estresadas (sin fronteras)

    01/06/2012 at 22:59 Responder
  • […] perdido todo el encanto para mí y mis socias, quiero recordaros que no dejéis de participar en el Tercer Anti-Sorteo del #15J, pasaros por la casa de la del barrio que hasta el lunes creo que podéis decir vuestras […]

  • teresa rey

    03/06/2012 at 11:24 Responder

    No me voy a liar demasiado, reconozco que las autenticas cochinadas bebiendo es cuando tome contacto con el alcohol(quien lo lea dira esta es de alcoholicos anonimos), pues no me gustaba beber, y empece con el Licor 43 con Cacaolat, tremenda cochinada lo pienso y se me ponen los pelos como escarpias, y en las fiestas de la playa bebiamos un “mix” de todo el alcohol que encontrabamos iba a caballo entre el agua de Valencia y la cochinada más gorda.

    Lo mejor no habia resaca y ahora puff!!

  • Yolanda

    04/06/2012 at 15:14 Responder

    A ver. 1992. Escuela de educación infantil, primaria y secundaria: “San José de Calasanz.” Nombre del evento: Nupcias de una de mis mejores amigas: la primera que se casa y por tanto, desmadre TOTAL con borrachera #colegaquépenaquénosdejassolas, asegurada. O sea, que en la boda lo íbamos a dar TO-DO, todo por nuestra colega. Si contara su despedida de soltera, censurarían el post.
    Bueno, que me lío. A lo que voy. El padre de mi amiga, maestro de profesión y político de izquierdas de vocación, mantenía unos vínculos muy estrechos con Cuba: casi todos los años una visita a la isla era obligatoria, y sino, su casa siempre estaba llena de amigos de la Habana. Con lo cual, lógicamente, en un evento como éste no podía faltar la presencia de ELLOS, LOS CUBANOS!!! No los puros. Sino, ellos los HOMBRES.
    Imaginen: cinco amigas y tres cubanos. Los cubanos con unas ganas de bailar reguetón qué ni te cuento. Y nosotras, bobas perdidas, viendo menear las caderas de los tres cubanitos y embelesadas con sus palabras melosas: “Mi amolllll…” “Pedasito de andalusía….” “aaaayyyy, mamita…”” Bueno, bueno, qué les voy a contar!!! Todavía se me erizan los pelos..uuuuuuuuu
    La boda se celebró en Agosto: 40º a la sombra…la escusa perfecta para INFLARTE A BEBER COMO UNA BURRACA COSACA DESBARATADA E HIPNOTIZADA POR EL PODER DE CUBA…qué cuál era? Eso en otro momento…
    Total, que entre frotamiento y frotamiento, palabrerío y palabrerío, los cubanos inventaron una pócima de seducción cuyo nombre era: “ESPAÑA EN LLAMAS O AFLOJABRAGAS.” Ya. Ya lo sé. El nombre muy fino no es, pero la juventud, las ganas, la caló, cubanos, reguetón, los 90´….
    El brebaje en cuestión contenía: “Ron miel” (cómo no!), con champagne, y un chupito de rebujito… Puffffffff…
    El único recuerdo que tengo es, una luz al final del túnel e ir hacia ella farfullando: cuuuu—cuuuu–ba-ni–toooo…
    No, no, no… era mi madre enfocándome con la lámpara de la mesita con un espejito bajo mi nariz para ver si respiraba…
    Esa fue mi particular revolución y mayor cochinada, incluido el nombre, alcohólica: ” VIVA CUBA-LIBRE…!!”

Post a Comment