Magma Room: diseños de ropa y zapatos únicos en Malasaña
9000
post-template-default,single,single-post,postid-9000,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

Magma Room, ropa y zapatos únicos en Malasaña

Magma Room, ropa y zapatos únicos en Malasaña

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

DRIVR[ESTABLECIMIENTO CERRADO]

Si te compras unos zapatos en Magma Room, puedes tener por seguro que nadie más que tú los tendrá. Y si te encaprichas de una chaqueta, cómprala en ese momento porque, si se agota, no va a volver. Los productos de la tienda de moda y complementos Magma Room, en Malasaña, son prácticamente únicos porque o son diseño de Belén Sanjulián, la propietaria, o porque ella misma los elige e importa de Corea. En unidades tan limitadas que si se acaban, no las repone. Porque la ropa y los complementos de Magma Room son tan especiales que no los puede llevar todo el mundo. Mejor seamos unos pocos.magma08

Belén Sanjulián era una buena conocedora de Malasaña cuando abrió su tienda en la calle del Pez. Fue fundadora, junto con su hermana Malu, de la tienda de ropa vintage La Mona Checa, todo un referente en la calle Velarde. Después de más de cinco años al frente, Belén decidió que La Mona “no necesitaba más de ella” y sin embargo, ella si necesitaba más. Necesitaba diseñar calzado. “No hay buenos zapatos vintage. Era difícil encontrarlos para la tienda y los diseños no me gustaban”, cuenta Belén. Así que se lanzó a dibujar sus primeras creaciones, que vendió primero online, después en un showroom en el Rastro y después, en la tienda de Pez. “Hemos tenido muy buena acogida así que seguimos adelante”, señala.magma02

Los zapatos se fabrican en España en su mayoría exceptuando los veganos. “Tenemos una línea de calzado de este tipo porque mi hermana practica el veganismo y apenas encuentra zapatos chulos que no usen materiales de procedencia animal”, explica la diseñadora. Como se fabrican con plásticos muy especiales y en España hay una artesanía muy fuerte de cuero, son los únicos modelos que son más difíciles de producir en el país.




La ropa no es diseño suyo pero está elegida pieza a pieza por la propietaria, como ya hacía con las prendas vintage de La Mona Checa. Solo que ahora en lugar de venir de Londres o Nueva York, los artículos vienen en su mayoría de Corea. “No son lo típico, son diferentes. Tienen un punto excéntrico y un poco japo pero discreto, sin excederse”, señala Belén. Trabajan con un proveedor exclusivo, con lo que la ropa lleva la marca Magma Room. En la tienda puedes encontrar desde chaquetas, sudaderas, faldas, pantalones y camisetas con puntos ácidos, divertidos y muy originales hasta complementos, bisutería, calcetines, gafas, bolsos y unas graciosas fundas de móvil que será muy difícil no llevarte a casa. “No reponemos lo que se agota porque queremos que la gente se vea diferente”, detalla.magma05

Yo, que soy de mucho pensarme las compras, no tuve duda. Hice la entrevista, unas cuantas fotos y pasé por caja con una chaqueta larga de la que estoy enamorada total. No vaya a ser que me quedara sin ella. Si yo he picado, ten por seguro que tú lo harás también. ¡Ah! Y si Malasaña no te vienen bien, siempre puedes echar un vistazo a su tienda online.

Los datos. Magma Room. Calle Pez 36. Horario: de lunes a sábado, de 12 a 14h y de 17 a 21h. Precios: zapatos, desde 35€ a 100€. Ropa, desde 19€ a 90€. Sigue sus novedades en su tienda online o en su Facebook 






Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Noemi

Si no llevo los ojos muy abiertos, me pierdo por Madrid. Y tanto si me fijo en el camino como si me pierdo, encuentro sitios preciosos para compartirlos con vosotros. Tengo una manía compulsiva: disfrutar de la buena comida. ¿Quieres descubrir Madrid con nosotros?

1 Comment
  • […] ROOM: Ya os hablé hace poco de esta tienda de moda y complementos únicos en Malasaña y, como me gusta mucho, no podía dejarla fuera de este listado. El espacio de Belén Sanjulián […]

Post a Comment