Tasca Barea cañas y tapas de alta calidad en La Latina Madrid
15365
post-template-default,single,single-post,postid-15365,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

Tasca Barea: cañas y tapas que unen barrios

Tasca Barea: cañas y tapas que unen barrios

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+
Banner parclick.es

La Tasca Barea es preciosa. Es un auténtico bar de cañas y tapas de toda la vida, donde estar a gusto y picotear rico y sin embargo, te podría pasar desapercibido. Está en ese cruce de caminos que es la parte de arriba de la calle Embajadores, esa zona entre La Latina y Lavapiés, muy influida por el Rastro. No es de nadie, no sabemos dónde está el límite entre barrios, pero es de todos, porque el trasiego de gentes es diario. Están pasando cosas muy bonitas en esa zona, donde el Teatro Pavón Kamikaze y su Café Pavón son buque insignia de proyectos que nacen o crecen a su alrededor, como El Imparcial, Sala Equis, Bocono Café o mi querida Martina Cocina. Por eso, aunque Tasca Barea  podría pasar desapercibida, es uno de los sitios con más personalidad y un cruce de amigos, donde todo el barrio entra, pasa, saluda y cañea. Y come, porque menudas tapas que tienen.

Taberna Barea

Todo comenzó el día que Benjamín y Jaime se dieron cuenta, durante unas vacaciones en Grecia, que no les gustaba contar dónde trabajaban. En medio de la crisis, Jaime salió de la multinacional en la que estaba y empezaron a buscar su sueño. Después de ocho años en este barrio de Embajadores, eligieron un local de la zona (que era un kebab y estaba hecho polvo) y recuperaron su esencia anterior. En ese edificio de 1880, había estado ubicado Casa García, uno de los bares más míticos de la zona y se apoyaron en su espíritu para crear Tasca Barea, “un lugar con personalidad, que no sea intercambiable, una tasca de barrio en el siglo XXI“.Taberna Barea

La barra de acero marca la personalidad de este bar, al que se viene a apoyar el codo y charlar sin parar. Cerámica, esparto y materiales recuperados dan el aire fresco al espacio, con azules, verdes y blancos. La zona de mesas está dominada por un mural de una parra de la artista urbana Doa Ocampo, que “reforesta zonas” con su pintura. Los taburetes, inspirados en la baldosa hidráulica, son de pino de Soria y obra de un carpintero del barrio. Y la coherencia general es gracias a Combo Estudio. La esquina se convierte en un punto de encuentro luminoso pese a su reducido tamaño y en un espacio muy acogedor.Taberna Barea

Como punto de encuentro que es, las tapas de Tasca Barea son combinaciones originales de productos de calidad de diversas zonas de España. Solo trabajan con pequeños productores y procuran traer alimentos y bebidas originales, para dar un punto más especial a su chiscón, pero siempre de precios asequibles, que somos de barrio. Son ya famosos en el barrio los pimientos del Barea y la tortilla pero no hay que dejarse atrás la marinera murciana, con ensaladilla rusa y anchoas, el charneguito, que suma carne mechada con salsa romescu y rúcula, los quesos artesanos o los encurtidos.Tasca Barea






Siempre tienen una opción vegana, como las zanahorias aliñadas a la marroquí. “Queremos traer productos más desconocidos de otras geografías”, me cuenta Benjamín. Y eso se nota también en las bebidas, porque tienen refresco de cola de Zaragoza, gin Solliguer de Menorca y vinos de denominaciones de origen diferentes, como Jumilla, Calatayud, Alic o la Ribera del Guadiana. Tienen aperitivo italiano muchos días en honor al tercer socio y tercera pata el negocio, Roberto, que es de Milán.Taberna Barea

¿Y por qué Barea? Es un homenaje al barrio, porque cerca está la plaza de Arturo Barea pero además, es un reconocimiento a un libro especial para ellos, La Forja de un Rebelde. Tienen expuesta en el bar la primera edición publicada, que es de Argentina porque en España estaba prohibido y además, la primera edición española.

Tomar una caña en Barea cualquier día es ver a sus dueños saludar a vecinos de todas las edades, conocer a sus hijos y a sus mascotas, compartir con los dueños de otros negocios de al lado sus anécdotas del día a día y encontrar un sitio donde las tapas están deliciosas y tus amigos, tan a gusto. Hazlo parada y fonda.

Los datos. Tasca Barea . Calle Rodas, 2. Horario: lunes, miércoles y jueves de 19:30 a 00h.  Viernes y sábados de 12:30 a cierre y domingos de 12 a 18h. Precio medio: 10€

 






Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+
Tags:

Noemi

Si no llevo los ojos muy abiertos, me pierdo por Madrid. Y tanto si me fijo en el camino como si me pierdo, encuentro sitios preciosos para compartirlos con vosotros. Tengo una manía compulsiva: disfrutar de la buena comida. ¿Quieres descubrir Madrid con nosotros?

1 Comment
  • Lalueza

    07/02/2018 at 09:09 Responder

    Y tienes que ver cuando llega el buen tiempo y se pueden abrir los ventanales! 🙂

Post a Comment