Ruda Café de Altura: café de especialidad y bollería casera en La Latina
15065
post-template-default,single,single-post,postid-15065,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

Ruda Café de Altura: café de especialidad y bollería casera en La Latina

Ruda Café de Altura: café de especialidad y bollería casera en La Latina

MisterioDelUmbral_banner

Poco a poco, los locos del café (coffee lovers, les llaman en inglés) se multiplican en Madrid y con ellos, el número de cafeterías de especialidad disponibles en los barrios. Ruda Café De Altura es uno de ellos, un rincón en La Latina pequeño, acogedor y perfecto para tomar uno de esos cafés diferentes, escogidos y deliciosos. Materiales naturales, plantas, dibujos y artículos para preparar tu propio café en casa enmarcan las tazas humeantes y espumosas y la bollería casera, las tartas y el picoteo. Es de esos sitios que se disfrutan casi más en soledad que acompañado. Sí, lo reconozco. Yo también soy una de ellos.Ruda Café de Altura

Ana Nuñez es una arquitecta con sede en La Latina que peregrinaba todos los días más allá de la Gran Vía en busca de uno de estos cafés de especialidad. Había trabajado en Toma Café en 2011 para sacarse unos ahorros y su aprendizaje con respecto de la cultura del café en uno de los primeros templos del café de especialidad en Madrid le dejó una adicción que curaba con sus paseos diarios. Pero un día, decidió quitarse la espinita, aprovechar sus conocimientos y montar su propio rincón, para dejar el peregrinaje.

Ana reconoce que “tener un negocio propio es una movida” pero se la ve ilusionada. Habla con emoción de los tipos de café que tienen, de dónde los traen y cómo los tuestan, de las maneras de prepararlos y de las distintas cosas que quiere seguir introduciendo en Ruda Café. Todos los muebles y objetos decorativos los ha diseñado y construido ella, incluso la enorme y preciosa estantería de madera natural que domina el local.

Sus cafés han ido evolucionando, como ellos. Al principio trabajaban con pequeños tostaderos nacionales, como Puchero Coffee, Nomad o los propios warriors de Toma Café. Después, empezaron también a trabajar enseñas más internacionales, de temporada para que fueran lo más frescas posibles. Ahora, trabajan con un microtostadero de Madrid para poder traer el café de su elección en verde y trabajar con distintos tipos de tueste.Ruda Café de Altura

Buscan el café de diferentes zonas del mundo, como África, Centroamérica, Asia, Indonesia y lo importan en función de la temporada y las cosechas, siempre de pequeñas fincas y lotes, que es una de las características del café de especialidad. Café de altura, como dice el nombre, por la calidad y porque siempre se cultiva en altas latitudes. Ana reconoce que les gusta probar cosas nuevas y por eso tienen cafés indonesios, más terrosos y especiados o el café Geisha, una especialidad muy cara, muy dulce y especial. De todos los sabores y tipos para todos los gustos y todos los vecinos. “Nuestra intención es ser un sitio abierto a todos y fidelizar a nuestros vecinos”, explica Ana, que destaca la familiaridad del barrio, la gente tan distinta que acude a por su café y cómo muchos van repitiendo día tras día.






Para acompañar el café, los mostradores ofrecen variedad de dulces y salados que van creciendo también con el tiempo. Tienen bizcochos caseros, tanto que varios los hace la propia madre de Ana. Trabajan con un repostero del barrio y pronto, traerán productos de un pequeño obrador sin gluten. Ya tienen opciones veganas entre sus tartas de manzana y nueces, red velvet, zanahoria (una de las especialidades más ricas de la madre de Ana), banana bread y la deliciosa tarta de violetas y pistacho. Hacen sus propias cookies de harina de maíz y tiene opciones saladas con las tostas de pan de Panadario con aceite de la Sierra de Gata, miel del Tío Mofletes, mermeladas y quiches ecológicas. “Estoy muy contenta de haber trabajado desde el principio con pequeños productores, proveedores que tienen la misma filosofía ecológica y de comercio que nosotros”, afirma Ana.

Cada vez tienes más oportunidades para hacerte adicto a los cafés de especialidad. No dejes de pasarte por estos rincones de olores especiales porque no te vas a arrepentir y menos si conoces a Ana, que te lo va a explicar todo con mucho cariño e interés. Así da gusto quedarse en el barrio.

Los datos. Ruda Café de Altura. Calle Ruda, 11. De lunes a domingo de 08 a 20h. Teléfono: 91 832 19 30. Precio medio café: 1,50€. Más información en la web

 

 






Noemi

Si no llevo los ojos muy abiertos, me pierdo por Madrid. Y tanto si me fijo en el camino como si me pierdo, encuentro sitios preciosos para compartirlos con vosotros. Tengo una manía compulsiva: disfrutar de la buena comida. ¿Quieres descubrir Madrid con nosotros?

No Comments

Post a Comment

MeGustaMiBarrio en tu correo

 

¿Quieres saber lo que se cuece en Madrid?
Suscríbete para no perderte lo mejor de la ciudad y recibirás sorpresas, planes y promociones exclusivas. No te inundaremos de spam.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies