Hainao: comer hot pot en Madrid como un auténtico chino
15549
post-template-default,single,single-post,postid-15549,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

Hainao: comer hot pot en Madrid como un chino

Hainao: comer hot pot en Madrid como un chino

MisterioDelUmbral_banner

Comer hot pot en Madrid es una juerga oriental en el restaurante Hainao. Date una vuelta por Chueca y atrévete con el huoguo, la popular olla al fuego que enloquece a la juventud china. Probar este plato es una experiencia informal, divertida y con risas aseguradas. Desarrollarás tu habilidad con los palillos. Nota: no es necesario leer a Confucio antes de esta aventura a lo desconocido. 

comer hot pot en Madrid

“El hot pot es un plato que se come en toda China, aunque cada región tiene su sabor propio. En la costa se sirve con marisco y en el norte con carne. En algunos sitios el caldo es de sabor suave y en el interior se toma con picante para combatir la humedad y el frío. Nuestro caldo es de la provincia de Sichuan”, explica Jia, co propietaria de Hainao. Más en concreto de la ciudad de Chongqin, uno de los lugares con menos bicicletas del país por sus muchas colinas.

¿Qué es un hot pot?

“Es una comida preparada en un caldo hirviendo: carne, verduras, lo que sea… En los restaurantes tradicionales se coloca una sola olla para compartir en el centro de la mesa y la gente mayor lo toma así. En Hainao preferimos un hot pot de olla individual, adaptado al gusto de aquí y para que cada uno pruebe los ingredientes que quiera”, responde Jia. La saliva, en Madrid, es un asunto muy personal.

comer hot pot en Madrid

Hainao cuenta con una breve carta de más de 100 ingredientes crudos y tres caldos con solo 28 especias sichuanesas y pimientos picantes. Son famosas sus albóndigas de cerdo, las exquisitas bolitas de paté de gambas y la jugosa flor de loto, aunque también ofrece una fértil variedad de verduras orientales y casi 40 tipos de carnes.

Comer hot pot en Madrid puede parecer difícil (lo es), así que Hainao tiene un punto a favor: Jia te explica cómo disfrutar del plato y te asiste en el proceso con estoico confucianismo. Deja que te guíe en la aventura si quieres disfrutar como un chino sin hacer demasiado el ridículo.

comer hot pot en Madrid

¿Cómo se disfruta de un hot pot en Madrid?

“Tienes tres variedades de caldo caliente. Nosotros recomendamos una olla con dos compartimentos para que pruebes el caldo de setas y el de picor medio. El picante de verdad es para los que están acostumbrados”, cuenta Jia con una sonrisa. Algunos clientes, envalentonados, han pedido el picante para arrepentirse entre lágrimas. Nosotros lo disfrutamos sin remordimientos. Un 90% de sus parroquianos son chinos, en su mayoría jóvenes, y el resto españoles y turistas.

En cuanto el caldo (cocinado durante un día) está hirviendo en tu olla personal, te armas con unos palillos, disimulas tu ineptitud con una sonrisa nerviosa y sumerges los ingredientes en las burbujas. Cada componente tiene su tiempo de cocción. Por ejemplo, el corte de la carne es tan fino que con unos segundos es suficiente para que esté sabrosa. El tofu necesita 2 minutos. La flor de loto entre 1 y 3 minutos.

comer hot pot en Madrid






Cuando el ingrediente está cocinado lo extraes con temblor de palillos, lo dejas enfriar sobre un plato durante unos instantes, tardas unas horas en recuperarlo porque resbala, lo mojas con maña en una de las salsas caseras (de sésamo y cacahuete, de marisco, de marisco y ternera) y, al fin, te lo zampas. Se puede comer hot pot en Madrid.

El resultado es delicioso, divertido y nutritivo. Nunca te bebas el caldo, es una guarrería y los comensales orientales pensarán que estás pirado.

Hainao quiere sorprenderte y que disfrutes de la experiencia como un chino, así que no te cortes en preguntar y déjate recomendar a la hora de elegir qué comer. A nosotros nos funcionó a las mil maravillas a pesar de nuestra ignorancia. Además, la carta está en continua evolución, muy pendiente de las novedades que se consumen en China.

comer hot pot en Madrid

¿Con qué bajar este manjar oriental? “Los chinos solemos tomar bebidas frescas hechas con té, aunque también tenemos cerveza Tsingtao”, replica Jia. Por ahora, ni rastro de vino. El té al limón refresca durante la experiencia picante. El agua también ayuda.

La gastronomía china no es famosa por sus postres. A pesar de todo, en Hainao puedes probar el clásico arroz glutinoso, frito en tiras, de textura imposible, acompañado de polvo de jengibre y de salsa de azúcar moreno. Es una pecaminosa forma de acabar una comida nutritiva y sana. Acompaña el dulce con un brebaje muy chino: gelatina de arroz con azúcar moreno.

comer hot pot en Madrid

«Vivir no consiste en respirar, sino en obrar», dijo Mao Zedong. Hazte el chino, ve a probar este hot pot y cuéntanos en los comentarios qué tal fue la experiencia.

Los datos. Hainao Hot Pot. Calle Infantas, 6. Horario: lunes a domingo de 13:30 a 16:30 y 19:15 a 24:00. Precio medio: 20-25€. http://hainaohotpot.com/






Guillermo Escribano

Ha sido Indiana Jones y Clark Kent y, ahora, dedica sus energías a las letras más puras. Escribe hasta dormido aunque sueña despierto. Pongamos que habla de Madrid.

No Comments

Post a Comment

MeGustaMiBarrio en tu correo

 

¿Quieres saber lo que se cuece en Madrid?
Suscríbete para no perderte lo mejor de la ciudad y recibirás sorpresas, planes y promociones exclusivas. No te inundaremos de spam.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies