Restaurante Jagger: cocina tradicional modernizada en Conde Duque
15163
post-template-default,single,single-post,postid-15163,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

Jagger: donde los platos tradicionales se vuelven rockeros

Jagger: donde los platos tradicionales se vuelven rockeros

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+





Elegir un restaurante tiene mucho que ver con modas, caprichos y estados de ánimo del día. Hay veces que apetece comer italiano; otras, que queremos ir a un restaurante bonito y otras, en las que nos pide el cuerpo riesgo y aventura en los sabores. Cuando el cuerpo nos pide comer bien, pero sin miedo a la sorpresa, hay que decidirse por Jagger. El restaurante Jagger, en Conde Duque, es el claro ejemplo de cómo las recetas tradicionales y los sabores más puros de los productos se pueden convertir en una experiencia totalmente diferente de la mano de los verdaderos expertos como Ignacio Gutiérrez y Fabio Alía. Restaurante Jagger

16 años en Lhardy marcan carácter. Uno de los restaurantes más asentados y tradicionales de Madrid, con más de un siglo de historia y por el que han pasado políticos, toreros, actores, periodistas y hasta príncipes, es una escuela de cocina y un lugar donde hacer carrera en los fogones, sin duda. Sin embargo, Ignacio Gutiérrez tenía más inquietudes. Quería apoyarse en lo que estaba aprendiendo como segundo jefe de cocina del mítico restaurante y pastelería para desarrollar su propio estilo y recetario.Restaurante Jagger

Durante 10 años, buscó el modo de abrir su propio espacio pero, viendo que la crisis económica se lo impedía, comenzó a celebrar cenas secretas (Secret Dinners). Allí, ante una concurrencia de no más de 10 personas desconocidas entre sí, ensayaba sus platos más originales y creativos. “A partir de un tema, de una pista como podía ser Cine o Cuatro Elementos, se desarrollaba todo el menú que era una sorpresa para los comensales”, me cuenta Ignacio.

Restaurante Jagger






Al proyecto se unió Fabio Alía, un documentalista que había encontrado en la panadería su propia terapia contra el estrés de la vida de oficina. Fabio apostó por la repostería y por sumarse a los fogones de Ignacio en las Secret Dinners, primero, y en el que por fin fue el local definitivo: Jagger, en la calle Limón (Conde Duque).

El espacio es acogedor pero minimalista, “tosco pero con estilo”, detalla Ignacio, sin florituras ni excesos pero cálido con unas amplias ventanas para dar luminosidad al local. Los ojos se van sin evitarlo al gran cuadro que preside el salón, un perro de grandísima boca que es la mascota y el que da nombre al local: Jagger. “Obviamente, se llama así por Mick Jagger, el cantante de los Rolling Stones pero fue una pintura que adquirimos en Conil y que jamás pudimos poner en casa. Nos encanta y da personalidad al local”, me cuenta Rebeca Francisco, socia del proyecto. Con él, percibimos que la corrección de la decoración es solo un señuelo y que nos vamos a divertir mucho más. Aquí, empieza el rock’n roll.Restaurante Jagger

La carta del restaurante Jagger

La carta se basa, como ya habíamos adelantado, en los sabores más puros de la cocina tradicional mediterránea. Sin embargo, lo que llega a tu plato y olisqueas con curiosidad no se parece a las típicas sardinas o a las manitas de cerdo de cualquier bar de debajo de casa. Sardinas frescas marinadas sobre crujiente de pan con vinagreta de nabo, jengibre y puerro, Bocata de calamares en orly de su propia tinta y alioli de ajo asado y miel, Tuétano asado con tartar de gambas a las finas hierbas (atrévete, te lo recomiendo), Salteado oriental de verdura sobre puré de calabaza con yema de huevo de corral, Kim Jong Taco de boloñesa oriental sobre taco de lechuga acompañado de cilantro y cebolla, o las Manitas de cerdo sobre crema de alubias blanca y repollo fermentado (un plato que si me obligas a comer los ingredientes por separado, ni lo pruebo y lo disfruté mucho aquí) y una deliciosa Tarta de Queso son ejemplos de platos que yo probé pero la carta está en constante renovación así que tendrás que decidirte por tí mism@. Los fines de semana hay guisos especiales. Y si te apuntas, todavía puedes optar a una plaza en sus Secret Dinners, que ahora celebran en Jagger cada mes más o menos.

“Al Jagger hay que venir libre de estereotipos, dispuesto a dejarse sorprender por una cocina original que nace de un profundo conocimiento de la gastronomía de nuestra tierra y de la pasión por evolucionarla hacia platos propios”, aseguran estos apasionados socios. Relájate y déjate sorprender por la carta más sabrosa de Conde Duque. Seguro que te haces amigo de Jagger.

Los datos: Jagger. Calle Limón, 21 28015 Madrid. 658 20 50 61. Precio medio: 25-30€. Horario: de martes a sábado de 13:30 a 16:00 y de 20:30 a 00:00. Domingos de 13:30 a 16:00. Los lunes cierran. Más información en la web de Jagger.






Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Noemi

Si no llevo los ojos muy abiertos, me pierdo por Madrid. Y tanto si me fijo en el camino como si me pierdo, encuentro sitios preciosos para compartirlos con vosotros. Tengo una manía compulsiva: disfrutar de la buena comida. ¿Quieres descubrir Madrid con nosotros?

No Comments

Post a Comment