Restaurante El Flaco, aires de Asia y del mundo por Prosperidad - Me Gusta mi Barrio
10467
post-template-default,single,single-post,postid-10467,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

Restaurante El Flaco, aires de Asia y del mundo por Prosperidad

Restaurante El Flaco, aires de Asia y del mundo por Prosperidad

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

entradas-Cirque-Soleil-ticketeaEn una calle tranquila del barrio de Prosperidad, sin llamar apenas la atención, se esconde la cocina de Andy Boman, El Flaco. Comida tailandesa, asiática en su apariencia pero fusionada con los conocimientos y productos de todos los lugares en los que ha residido y trabajado Andy en su vida, que son muchos. El resultado es una carta corta pero intensa, que resume una fusión gastronómica trabajada, delicada y eficaz.flaco01

Andy no se da ínfulas. Es sencillo, cortés y va al grano, sin detenerse en detalles sin importancia. Y como él, su restaurante El Flaco demuestra tener las ideas muy claras. El entorno es minimalista, dividido en tres zonas y con la cocina vista al fondo. Dominan los verdes y la madera aunque el protagonismo absoluto se lo lleva el bonito mural con un dibujo de Kaori-Chan, “una mujer oriental que nos recuerda hacia dónde vamos o de dónde partimos”, me cuentan. Manteles de lino, vajilla de calidad y sin embargo, lo que Andy más resalta son las lámparas-wok, porque simbolizan esa cocina fusionada que es su seña de identidad.

flaco06

Andy Boman, El Flaco






Identidad que conocimos primero en GingerBoy, donde fue jefe de cocina durante casi 10 años y donde impacto al público con sus preparaciones. Andy había pasado ya por el antiguo Amasia, en Madrid, pero ha vivido y viajado por destinos tan dispares como El Congo, Suiza, Reino Unido, Tailandia, Australia, Israel, Grecia… Y todo siendo sueco de nacimiento. Andy explica que, después de vivir tres años en Tailandia, siempre ha trabajado con cocina asiática. Y sin embargo, mezcla y utiliza sin pudor (ni falta que le hace) productos tan nórdicos como el skrei o tan castizos como la presa ibérica con salsas y preparaciones puramente asiáticas.flaco03

Cada salsa, marinado y preparación le lleva horas (o días) porque todo se hace a mano. Hasta el pato Pekín, que se hace en exclusiva para los ricos rollitos crujientes que sirven. Destacan el interesante Satay de pollo de corral, por su textura, nivel de picante y deliciosa salsa o el suave y sabroso Bao de panceta confitada en caldo cantonés. Muy original también el Curry verde de Mar con albahaca o el tataki de salmón, todos con sabores únicos y muy perfilados.flaco04

Si no quieres tener que decidir, El Flaco ofrece un ajustado menú degustación con cuatro entrantes, un principal y un postre. O si no, también se puede contar con el menú del día. Todo en una calle cómoda y alejada del mundanal ruido. Para que cuando lleves a tus amigos hasta allí, se arrepientan de haberse metido contigo por callejear tanto. La visita les merecerá la pena.

Los datos. El Flaco. Calle Javier Ferrero, 8. Madrid. Tel. 91 199 65 02. www.elflaco.es. Precio medio: 30€. Menú degustación: 40€. Menú del día, 13,9€. Horario: de martes a sábado de 13:30 a 16:00 y de 20:30 a 00:00 horas y los domingos solo a mediodía.






Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Noemi

Si no llevo los ojos muy abiertos, me pierdo por Madrid. Y tanto si me fijo en el camino como si me pierdo, encuentro sitios preciosos para compartirlos con vosotros. Tengo una manía compulsiva: disfrutar de la buena comida. ¿Quieres descubrir Madrid con nosotros?

1 Comment
  • Inglés en Prosperidad

    24/01/2017 at 15:11 Responder

    He de decir que he probado el Satay de pollo de corral y es una auténtica delicia. Lo recomiendo plenamente.

Post a Comment