Restaurante AlTrapo y terraza Ático de Las Letras - Me Gusta mi Barrio
10827
post-template-default,single,single-post,postid-10827,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

Restaurante AlTrapo y terraza Ático de Las Letras

A las estrellas

Restaurante AlTrapo y terraza Ático de Las Letras

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

DRIVRLos hoteles y yo tenemos una relación especial, por causas laborales. Los odiaba y ahora, los adoro si puedo conectarme al wifi, los enchufes funcionan y la cama es enorme y de uso individual. Los uso como referencia en Madrid para quedar con alguien que viene de fuera, para un café formal en un distinguido hall o aprovecho los nuevos aires hoteleros para sorprender como entorno para una entrevista un poco más desenfadada. Son mi referencia y de entre todos los que hay en Madrid, el Hotel de Las Letras (hoy, Iberostar) es uno de mis habituales. Su cafetería, su restaurante, su terraza y yo somos íntimos.trapo2

Por eso, me apetecía contaros la renovación que ha surgido en el restaurante Al Trapo, una de sus más fuertes apuestas desde que cobró vida el nuevo Hotel: ser una referencia gastronómica de “alta cocina informal” en plena calle Gran Vía. Para ello, hace dos años contó con el renombrado chef Paco Morales, que hizo brillar el comedor. Y ahora, con la desvinculación del cocinero hacia otros proyectos tras el verano, la carta se ha rediseñado de la mano de Rafa Cordón, con bazas muy importantes para mantener alto el pabellón en su esquina de Gran Vía.trapo01

Lo más relevante es que no tiene que imponer la entrada al restaurante. No solemos acordarnos de estos espacios, nada más que cuando somos clientes y en este caso, la experiencia gastronómica está cuidada al detalle. La nueva carta mantiene la informalidad y los precios adecuados, pero con elaboraciones y productos más tradicionales. El menú se divide en cuatro apartados, para simplificar la elección.

Empezamos con los Entrantes y fáciles de compartir, donde destaca el croissant meloso de ternera, pomelo y hierbas frescas, una sabrosa tortilla de ajetes, setas de cardo y yema de huevo de corral o una ensalada de tomatitos de temporada con berberechos, algas y queso majorero. trapo03

A Golpe de Remo seduce a los amantes del pescado con almejas marineras en parrilla con aceite de cayena y cilantro o un rape asado con pil-pil de piparras, cebollitas francesas y espinacas, además de una pescadilla a baja temperatura o raya a la brasa.






Los carnívoros encontrarán una oferta, bajo este epígrafe, con pluma ibérica a la parrilla, vegetales tiernos y salicornia o un delicado arroz de paloma torcaz con trigueros.trapo04

Y como cierre, un pecado o mejor un Pequeño Delito como el chocolate en texturas, sal maldon y aceite de oliva virgen, café irlandés con azúcar moscovado y helado de nata o frutas del bosque con yogur griego y granizado de hierbas, para los segundos. Aunque los delicados cortes de helado, con una galleta en lugar del barquillo, te trasladarán probablemente a ese verano inolvidable de tu infancia.trapo05

Haga el tiempo que haga, que ahí estamos con las primeras gotas del otoño, yo no dejaría de subir a Ático 11. Una recoleta azotea sobre el Hotel de las Letras, con una vista inolvidable sobre los tejados de Madrid (el edificio de Telefónica, ahí, al alcance de la mano) Llena de plantas y decorada en madera, con una preciosa mesa corrida y varios enclaves más íntimos, es una perfecta atalaya para abrir boca con un aperitivo vespertino de vermú y encurtidos o cerrar la cena con un cóctel de los de su extensa carta. Cada uno como quiera, pero mirando al cielo y si se puede, a las estrellas.

Los datos: Restaurante Al Trapo. Calle Caballero de Gracia, 11. 915 242 305. Abierto de martes a sábado de 13.00 a 16.00 y de 20.00 a 23.00. Precio medio: 40€. Más info en la web

 






Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Noemi

Si no llevo los ojos muy abiertos, me pierdo por Madrid. Y tanto si me fijo en el camino como si me pierdo, encuentro sitios preciosos para compartirlos con vosotros. Tengo una manía compulsiva: disfrutar de la buena comida. ¿Quieres descubrir Madrid con nosotros?

2 Comments
  • MIRIAM

    11/10/2016 at 09:15 Responder

    me ha encantado la descripción de los platos y de esa terraza.. no se me había ocurrido “quedar” en un hotel para hablar… conversar.. o tomar algo.. me lo apunto..

    • Noemi

      12/10/2016 at 13:40 Responder

      Yo tengo cariño a los hoteles pero, en general, pasan desapercibidos… Habría que explotarlos más allá de las habitaciones. ¡¡Apunta!! Gracias por leer y comentar, ¡un besote!

Post a Comment