Petit Lunch by Arzábal, pequeños placeres de paso - Me Gusta mi Barrio
11717
post-template-default,single,single-post,postid-11717,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

Petit Lunch by Arzábal, pequeños placeres de paso

Petit Lunch by Arzábal, pequeños placeres de paso

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+





Todos nos hemos encontrado alguna vez con esta disyuntiva en un viaje: sentarnos a comer como es debido invirtiendo dos horas o comer cualquier cosa, de pie y en cualquier sitio. Ninguna de las dos nos convence, pero al final terminamos sacrificando tiempo o calidad en la comida. Álvaro Castellanos e Iván Morales, los creadores de Taberna Arzábal, A Japanese Kirikata y el extinto Lovnis, además de participantes en todas las ediciones de Madreat, detectaron esta necesidad entre los muchos turistas que pululan por los alrededores del Museo Reina Sofía, donde regentan el restaurante Arzábal Museo, y por eso acaban de estrenar un nuevo formato en el interior del restaurante: Petit Lunch by Arzábal. Una nueva forma de reponer fuerzas en los largos días de visitas culturales, de 9 de la mañana a 6 de la tarde.petite06

Precios asequibles, buena materia prima y un concepto que nos permite comer como es debido en menos de 45 minutos. Tú decides si sentado o de pie, dulce o salado. Bollería francesa y muchas opciones para hacer una pausa: quiches, ensaladas, sandwiches y bocadillos con rellenos muy potentes, sopas, pizzas, pastas, arroces y tartas. Nosotros probamos las quiches (lorraine y de verduras) el bocadillo de bogavante, el famoso sandwich Club Arzábal, el sandwich de roast beef, la ensalada césar de pollo de corral a la parrilla y la tarta de zanahoria… y no sabríamos con qué quedarnos.petite02

El espacio “está situado al final del hall de entrada del restaurante, justo antes del acceso de la terraza Arzábal”, cuentan desde la compañía. Tiene una capacidad para unas 25 o 30 personas entre mesas bajas y mesas altas.






Estéticamente, “los creadores de Grupo Arzábal, han tenido en cuenta la estética y estructuras de la conocida terraza Arzábal, con estructuras metálicas y una amplia vegetación e iluminación ya identificativa”, explican. “El Petit Lunch está pensado para poder tocar algo en cualquier momento del día desde las 09:00h de la mañana sin tener que reservar mesa. Además, funcionará de manera paralela a la cocina del restaurante”, declaran desde Grupo Arzábal.petite10

Un modelo que, como nos contó Álvaro Castellanos, es un piloto que tienen intención de replicar en otras localizaciones. Lleno de vegetación, con una iluminación muy cuidada y el sello Arzábal como aval, Petit Lunch lleva ya tres semanas dando guerra en Atocha y promete ser el descanso del turista y de todo el que pase por la zona con ganas de reponer fuerzas y disfrutar.

Los datos. Petit Lunch by Arzábal. Calle Santa Isabel, 52. Horario: de Lunes a domingo de 9 a 6. Precio medio: de los 5 a los 18 euros. Más información en su Facebook.






Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Marta López de Cervantes

Periodista de formación, comunicadora de profesión y disfrutona por devoción. De pequeña me caí en una marmita llena de curiosidad. Desde entonces recorro las calles y barrios de Madrid exprimiendo al máximo sus posibilidades. Porque la vida son dos días y si no me muevo, caduco.

1 Comment

Post a Comment