Lamian by Soy Kitchen, diversión entre fideos - Me Gusta mi Barrio
11722
post-template-default,single,single-post,postid-11722,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

Lamian by Soy Kitchen, diversión entre fideos

Lamian by Soy Kitchen, diversión entre fideos

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

DRIVRDescubrí el ramen la primera vez que viajé a Japón. Toda una sorpresa para mí hace siete años. Yo viajaba buscando sushi y me encontré con que lo que más se comía en todas partes eran unos cuencos de sopa con fideos largos y distintos tropezones. Udon, soba y el importado ramen, la versión china de esos cuencos de caldo que suponían un pilar de su alimentación. Años después, el ramen se asentó en España y en Madrid, Lamian by Soy Kitchen se ha convertido en el lugar de peregrinación de los que quieren probar versiones tradicionales asiáticas con un punto de originalidad, de diversión.lamian02

La pericia de Yong Ping Zhang, más conocido como Julio, es la que consigue que peregrinemos en busca de sus tallarines a una zona muy céntrica pero prácticamente desconocida: las calles del Mercado de los Mostenses, a espaldas de la Gran Vía. El mercado es un cruce de caminos, de gastronomías internacionales en su formato más auténtico. Un poco más abajo, por Plaza de España, bulle toda una comunidad de tiendas de comida china de verdad. En este entorno, nació Soy Kitchen, toda una revelación de la cocina asiática en Madrid y que tuvo que emigrar, ante la demanda, a un espacio más grande y a una oferta más gourmet.

En su lugar, Julio sigue innovando con su socio Pinhao Wang planteándose la limitación de cocinar ramen (o lamian como se conocen estos tallarines estirados a mano en China). Recetas propias que mezclan cocina auténtica china, coreana, thai y vietnamita bajo la batuta inspirada del chef, con productos de primera calidad y con un caldo de sabor muy especial que remata la experiencia (y con estos fríos, te reconcilia con el mundo). “En todas las recetas respetamos los sabores originales orientales”, explica Julio.lamian01

Pero antes del lamian, llegan los entrantes, que quedan lejos de pasar desapercibidos (os he engañado, no hay solo ramen). Basados en la comida de los puestos callejeros, tienen tanta o más personalidad que los cuencos de fideos. Sin duda, lo primero que llama la atención es cómo entran por los ojos, por la cuidadísima presentación que ofrecen y los colores tan llamativos que traen, como la torta de maíz con steak tartar, decorada con flores y brotes comestibles. Es tan bonita que hay que tener cuidado porque uno se confía y pica un poco, lo suficiente para ser deliciosa. No hay que perderse tampoco el ceviche de lubina con pimiento y maíz tostado, los baos de gambas, los langostinos crujientes con cacahuete o cualquiera de las cinco variedades disponibles de dim sum, aunque nuestro favorito es el Har Chow de gambas, de sabor muy delicado.lamian03




También puedes optar por unas setas en tempura con huevos, berenjenas satai, pato mareado en salsa coreana o el rollito frito de atún. Cualquiera de ellos te va a sorprender.lamian04

Pero el combate final viene entre los tres protagonistas, los ramen. En un lado, “Nuestra interpretación de Lamian”, con carne guisada, huevo marinado, setas y mejillón; “Jackie Chan no es Bruce Lee”, nuestro claro ganador con rabo de toro, miso y garbanzos y “El juego de los sabores en la mesa”, con boniato y solomillo. La combinación de sabores es tan original que engancha, que te vas pensando en cuándo vas a volver a esa esquina del Mercado de los Mostenses.

Advierto: tiene pocas mesas y el precio es superasequible. 2+2=4. Ya podéis empezar a llamar en 3, 2, 1…

Los datos: Lamian by Soy Kitchen. Plaza Mostenses, 4. 688 160 065. 91 03 92 231. Precio medio: 20 euros.






Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Noemi

Si no llevo los ojos muy abiertos, me pierdo por Madrid. Y tanto si me fijo en el camino como si me pierdo, encuentro sitios preciosos para compartirlos con vosotros. Tengo una manía compulsiva: disfrutar de la buena comida. ¿Quieres descubrir Madrid con nosotros?

1 Comment

Post a Comment