La Vanduca: cocina tradicional y andaluza junto al Retiro
9730
post-template-default,single,single-post,postid-9730,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

La Vanduca, puerto de amarre y fonda junto al Retiro

La Vanduca, puerto de amarre y fonda junto al Retiro

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+





La Vanduca vino en un barco de nombre extranjero (holandés para más señas) desde Málaga a una pequeña calle al lado de Retiro. Este coqueto restaurante a orillas del pulmón de Madrid se ofrece de puerto de amarre para los que, deambulando por la zona, buscan comer bien en un ambiente tranquilo sin dejarse un riñón. Comida tradicional, basada en la dieta mediterránea, con guiños andaluces, sabores que no engañan y buena relación calidad precio en un rinconcito apacible y muy bonito. Y al lado de la Puerta de Alcalá, que es como imposible no perder un ojo en el intento.Vanduca03

Los Van Dulken Calleja, malagueños de bisabuelo holandés, llevaban cinco años regentando una franquicia que fue a menos en el mismo local que hoy ubican su proyecto. Blanca, Enrique, Inés y Juan trabajaban codo con codo, aprendiendo de hostelería a la fuerza, hasta que, pese al empeño, hubo que reorientar el negocio. Y como Blanca y Enrique adoraban la restauración, se quedaron al frente de una empresa a cuatro (her)manos que llamaron La Vanduca (VAN-DUlken-CA). Blanca reconoce que sacar adelante la franquicia les enseñó mucho, lo suficiente como para sacar adelante su idea con mucho trabajo y profesionalidad.

El local es relajado, en tonos crudos con toques de azul marino y recuerdos de costa. La decoración es obra de SCV Estudio, de Sofía Calleja, su tía materna. Hay una zona de barra al entrar, para tomar una cerveza y unos pinchos, y un acogedor comedor para comidas y cenas más tranquilas. En la calle, atienden en una coqueta terraza.Vanduca04

La carta busca “conservar la cocina tradicional española actualizada y con guiños andaluces”. Ráfagas que se notan sobre todo en las materias primas, porque gustan de elegir aceite de Málaga, molletes y picos antequeranos, tomates de Almería, queso payoyo de Cádiz. Luego, combinan las recetas de manera original, gracias al asesoramiento gastronómico del reconocido chef Sergio Pérez y de su jefe de cocina, Iñaki Antoñanzas, con el que van practicando lo que gusta a la clientela a través de los fuera de carta. “Traemos mucho pescado del día”, me cuenta Blanca, lo que facilita opciones cada día diferentes.Vanduca09

Así, junto a las ricas croquetas y los sabrosos tomates, salen de la cocina langostinos en tempura, ensaladilla con ventresca, tartar de atún con aguacate, pulpo a la parrilla con vinagreta y patatas a lo pobre, mejillones La Vanduca, albóndigas de la abuela, steak tartar con pan de carasau, rigatoni con rabo de toro guisado o ravioles de cochinillo con salsa de mantequilla y cítricos, pimienta y parmesano. Todos con una presentación muy cuidada sobre una preciosa vajilla. Especial mención merecen los postres como la torrija caramelizada, la tarta de limón, de chocolate o de zanahoria en ricos vasitos. Merecieron una ovación del público asistente.






La cocina de La Vanduca no cierra a media tarde, para atender al numeroso público extranjero que recorre las calles. Junto a meriendas a base de tartas y vasitos, se pueden encontrar tapas variadas, minitortillas hechas al momento, cuñas de queso, molletes rellenos de sabores diferentes, conservas y algunas ideas más fruto de la inspiración del día. Ideal para tomar una caña fresca y reponer fuerzas a media tarde.

Si sales con hambre del Retiro y la Puerta de Alcalá te abruma, piensa que no está todo perdido. Tienes un puerto de amarre en La Vanduca.

Los datos. La Vanduca. Calle Columela, 2. Horario: todos los días de 12 a 02h. Precio medio: 30 euros. Más información y reservas en la web.






Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Noemi

Si no llevo los ojos muy abiertos, me pierdo por Madrid. Y tanto si me fijo en el camino como si me pierdo, encuentro sitios preciosos para compartirlos con vosotros. Tengo una manía compulsiva: disfrutar de la buena comida. ¿Quieres descubrir Madrid con nosotros?

1 Comment
  • Confeti en los bolsillos

    29/03/2016 at 11:03 Responder

    Pintón!! Y me gusta mucho la cuidada decoración!!

Post a Comment