La Bicicleta Café: cafetería para ciclistas en Malasaña
6258
post-template-default,single,single-post,postid-6258,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

La Bicicleta Café: comer, trabajar, pedalear

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

DRIVRLa Bicicleta Café no tiene trampa. Como su propio nombre indica, se trata del primer cycling café de Madrid, la primera cafetería en el que la bici y su cultura son la temática central. Sus dueños, Quique Arias y Tamara Marqués, querían un espacio que fomentara y apoyara la cultura del ciclismo urbano en Madrid, que sirviera de punto de encuentro para ellos, pero también para el quiere trabajar sin horarios con buena wifi, para el que quiere reunirse en un sitio relajado o para el que elige hacer brunch el domingo. La Bicicleta Café tiene además, para mi gusto, uno de los mejores cafés de Madrid. Sí, es muy hipster y muy molón. A mi me encanta y yo no monto en bici. Ahí lo dejo.bici02

La Bicicleta Café se mueve entre tres pilares fundamentales. Por un lado, por supuesto, la cultura de la bici y el fomento de su uso urbano, que se muestra en la decoración, con objetos y cartelería vintage del ciclismo, y también en las costumbres. Puedes aparcar la bici dentro del local, arreglar un pinchazo o una avería menor con las herramientas que tienen disponibles en el banco de trabajo. Hay libros y revistas del mundillo por todo el local y se organizan charlas, exposiciones, presentaciones de libros, comentarios sobre viajes… Incluso se retransmiten las principales competiciones en pantalla grande.bici01

Además, funciona como lugar de trabajo común. Puedes llevar el portátil y conectarte gratuitamente al wifi mientras desayunas, sin límite de tiempo y con enchufes por doquier. Incluso encuentras cargadores universales repartidos por la sala. Las mesas amplias corridas funcionan como espacio compartido o como lugar de reunión sin problema y la luz no falta.bici06

Y por descontado, el café es el tercer bastión de esta cafetería, preparado con esmero y mimo para ser “uno de los mejores de Madrid”, se enorgullece Quique. Los baristas reciben formación para dar “un cuidado obsesivo” a la bebida más típica del desayuno, que se acompaña con bollería casera o tartas o con cinco panes distintos y de todo tipo (que van cambiando cada cierto tiempo) que se pueden recubrir de distintos manjares como mermeladas caseras u opciones saladas. La carta de La Bicicleta es de comida ligera, sana y baja en grasas y calorías. No cuentan con cocina así que todas las preparaciones son al horno o con tostador. Mucha ensalada, sandwiches originales y postres ligeros para salir sobre dos ruedas tan campante. Y los sábados, Ploughmans brunch, una reinterpretación de los desayunos campesinos escoceses con embutidos, encurtidos, quesos, cremas de untar panes, zumos, frutas y alguna sorpresa dulce.bici08

Además, La Bicicleta tiene un gusto especial por el arte urbano. De claras influencias berlinesas, la decoración apuesta por los elementos naturales, las texturas sin rematar y por los muebles vintage, cada uno diferente. El salón está presidido por un precioso mural de Boa Mistura y en la planta baja, se albergan exposiciones. No en vano, Quique se dedica al diseño gráfico, que es su pasión, además de la bici. Quique además colabora con el colectivo MadCity Riders, que pretende potenciar las nuevas disciplinas ciclistas urbanas así como para realizar quedadas o dar información.bici03

Pese al amplio horario, La Bicicleta Café es uno de los locales preferidos de Malasaña y parece que siempre está lleno. Sin embargo, hacerse fuerte es bastante fácil en un sitio tan amplio y con tantos sitios para sentarse. Lo mejor, por supuesto, es ir a media mañana a disfrutar de un buen desayuno pero por la noche, hay mucho ambiente. No dejéis de ir.

Los datos: La Bicicleta Café. Plaza de San Ildefonso, 9. Horario: de lunes a miércoles, de 10h a 01h. Jueves y viernes, hasta las 02h. Sábados de 11 a 2:30h y domingos, de 11 a 00h. Precio medio: 20€. Desayunos, desde 2,5€. Más info en la web.






Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Noemi

Si no llevo los ojos muy abiertos, me pierdo por Madrid. Y tanto si me fijo en el camino como si me pierdo, encuentro sitios preciosos para compartirlos con vosotros. Tengo una manía compulsiva: disfrutar de la buena comida. ¿Quieres descubrir Madrid con nosotros?

2 Comments
  • Confeti en los bolsillos

    15/01/2015 at 09:21 Responder

    He estado un par de veces, y aunque el sitio es muy chulo, en plan alternativo, te quedas mirando y cotilleando las bicis que decoran y te acuerdas de la que te trajeron los Reyes hace ya demasiados años… Bueno, el caso que aunque el sitio es chulo y merece la pena tomarse un café aunque sea sólo para conocerlo. Lo cierto es que los camareros son bastante bordes, al menos eso me ha pasado las dos veces que he ido. Y estoy contigo que es muy complicado encontrar sitio.

    • Noemi

      15/01/2015 at 14:05 Responder

      Yo he tenido de todo, días en que si que han sido bordes y días en que han sido majos. No se, es más cuestión de las personas y de los momentos. Dales otra oportunidad, mujer (si encontramos sitio)

Post a Comment