Gioia: restaurante italiano en Chueca de cocina creativa
14213
post-template-default,single,single-post,postid-14213,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

Gioia: un tesoro italiano en Chueca

Gioia: un tesoro italiano en Chueca

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+





Gioia es ese restaurante italiano al que llevarías a tu cita. Elegante, romántico, acogedor, cuenta con la baza importante de que su menú es diferente, creativo, con lo que vas a probar mucho más que los típicos espaghetti bolognesa o penne a la rabiatta. Y no, no tienen pizza pero tienen unos arroces que te van a volver loco. Aceites, harinas, trufa, tomate, queso y vino, olores y sabores que te van a transportar a lo más recóndito del Piamonte de la mano de la joya italiana de Chueca, Gioia.restaurante italiano en chueca

Gioia es prácticamente el salón de casa y la “tercera hija” de Davide Bonato (chef) y Daniela Rosso (jefa de sala). Decorado con sobriedad pero con algunos objetos familiares o de anticuario, la luz tenue invita a la conversación íntima y a las confidencias mientras se saborean platos como los tagliolini hechos a mano, uno de los mejores platos del restaurante. Me chifla la pasta casera y más complementada con finas láminas de trufa rallada al momento, yema de huevo y queso “cacio nerone”, sencillo pero infinitamente delicioso. No se queda atrás el huevo mórbido, con  costra de arroz negro venere, puré de patatas con trufa, confeti de jamón ibérico salteado y puerros o el rissotto con gambón, una de las especialidades de la casa. Sabores intensos, reconocibles pero depurados con una técnica excelente.

Davide sabe que lo suyo es diferente. Las recetas que inventa y prepara beben de la cocina más tradicional de su pueblo, Trino (en el Piamonte italiano), donde se formó junto a su padre (“prácticamente, nací en un restaurante”, afirma). Pero después, Davide fue alumno de Stefano Cavallini, el primer chef italiano en conseguir una estrella Michelin y de ahí, aprendió las técnicas más vanguardistas.restaurante italiano en chueca






La fusión de las recetas más tradicionales con las preparaciones más punteras convierte en únicos los platos de Davide. Bagna Càuda, un carpaccio de solomillo de ternera y verduras de temporada con esta salsa típica del Piamonte a base de aceite, ajo y anchoas; steak tartare ligeramente pasado por la plancha y con helado de burrata a la trufa o con un pequeño huerto o l’orto, arroz rojo integral con hortalizas de temporada son algunos de los ejemplos, además de los mencionados antes, de su creatividad y pericia. O los tiramisú, que hacen de diferentes sabores para agradar a los niños, o la panacota casera recién hecha, un pecado. “Me encanta hacer cosas nuevas”, afirma Davide, a quien su padre le sigue surtiendo de productos traídos de Italia. Y lo que no, lo eligen de pequeños productores de su zona a los que conocen personalmente. Casi todos los ingredientes son italianos.restaurante italiano en chueca

Pero hay un ingrediente secreto que consigue que todo funcione. Gioia es joya pero también es alegría. Davide se enamoro de Daniela, una amiga de la infancia y marchó con ella a Madrid, donde tuvieron a sus dos hijas. El restaurante es su proyecto común, su “tercera hija” y es donde luchan cada día por hacer algo propio, que les llene y les haga felices, a ellos y a sus clientes.

“La felicidad se refleja en lo que haces. Si eres feliz, se transmite en los platos”, cuenta Davide. La dedicación con la que ralla la trufa, la concentración con la que piensa y ejecuta una receta y el placer que siente explicándola son prueba de esta alegría, de esta felicidad que siente con su restaurante. Y al darle un bocado a un plato de Gioia, la misma alegría por la cocina bien hecha te invadirá a tí.

Los datos. Gioia. Calle de San Bartolomé, 23. 915 245 547. Precio medio: 35 €. Degustación del chef: 29 € (sin bebidas) Más información en su web.






Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Noemi

Si no llevo los ojos muy abiertos, me pierdo por Madrid. Y tanto si me fijo en el camino como si me pierdo, encuentro sitios preciosos para compartirlos con vosotros. Tengo una manía compulsiva: disfrutar de la buena comida. ¿Quieres descubrir Madrid con nosotros?

No Comments

Post a Comment