Bocacalle: inesperada y deliciosa comida callejera - Me Gusta mi Barrio
10274
post-template-default,single,single-post,postid-10274,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

Bocacalle: inesperada y deliciosa comida callejera

Bocacalle: inesperada y deliciosa comida callejera

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+





Bocacalle aprisiona entre cuatro paredes el bullicio callejero de un puesto de comida. En medio de esta ola de adoración por el street food y los camiones gastronómicos, Bocacalle presenta una oferta realmente rompedora y sorprendente (todo con permiso de StreetXO, que no he ido). Las recetas son una locura pero sin perder el ancla de las materias primas. Productos españoles de mucha calidad le dan la vuelta a recetas inspiradas en las tradiciones africanas o sudamericanas y se convierten en un espectáculo que comienza en la cocina vista y se mata cuando limpias el plato y te relames.Bocacalle07

El ímpetu de cuatro amigos de la infancia (Nacho Fernández, Alberto García, Álvaro Saavedra y Miguel O’Connor) es el germen de este proyecto callejero. Iba a ser en Londres pero se les escapaba el presupuesto y se empeñaron en hacerse un hueco en el barrio de las Salesas. Al final, en una bocacalle menos conocida de Alonso Martínez, abrieron esa calle propia (que tiene hasta pavimento de acera, solo que es ecológico, como el que instaló Rafael Moneo en el Kursaal).

El espacio y la carta se sirven del juego que les permite la palabra compuesta que han elegido como nombre y se dividen en Boca y Calle. Calle es el espacio más movido, el que da a la cocina abierta donde se rematan los platos y Boca, un salón recogido decorado en color rojo por el colectivo Boa Mistura, que recrea las papilas gustativas, glándulas y músculos de la boca para dar esa sensación de envoltura.Bocacalle03

En carta, Calle recoge los platos más ágiles y Boca, los más elaborados y de presentación más cuidada. Aunque os diré que ninguno tiene nada que envidiar al otro. Calle tiene un espectacular y sorprendente risotto oceanico (¡¡¡de color verde!!!) o coca de sardina ahumada  con cama de tomates cherry confitados y esferificaciones de aceite de sésamo, que se remata con soplete en la mesa (puro rock and roll, que dice el chef). Y Boca ofrece las samosas de pollo al chilindrón o el estofa-dog, el plato más solicitado e instagrameado del local, que consiste en una salchicha moldeada a mano sin tripa de carrillera ibérica, cocinada durante 10 horas. Se acompaña de un ketchup propio de kimchi, mostaza y chips vegetales. Lo parte. Y ya no te quiero contar sobre los postres, la tarta “a la abuela le gusta el queso” y más recetas propias.bocacalle12

Te sientes donde te sientes, puedes comer lo que quieras pero te recomiendo la mesa del fondo a la izquierda de la zona Calle. Ahí, bien pegadita a la barra. La llaman entre ellos “la barra del chef” y es donde podrás presenciar (y comentar) toda la pericia del chef Dani Álvarez, que más allá de haber trabajado con Martín Berasategui, se ha curtido cocinando por todo el mundo. Es su locura y su capacidad las que conquistaron a los propietarios y entre todos, diseñan un recetario que se aleja de lo conocido en Madrid.






“Huimos de las referencias europeas o asiáticas, porque ya están muy trabajadas. Nos inspiramos más en los recetarios africanos o sudamericanos, reinterpretandolos con productos españoles o al revés, adaptando tradición española a presentaciones internacionales”, me explica Nacho. Las vajillas, de piedras volcánicas, les permiten giros como ahumar los platos directamente en la mesa o meter sopletes.Bocacalle04

Este restaurante canalla no se puede permitir no tener una coctelería al nivel. Adaptan al gusto hispano los cócteles internacionales, tienen una amplia carta de cervezas y vinos de todas las denominaciones de origen “aunque de productores jóvenes”. Y preparan una sorpresa que mezcla los cócteles con la comida que va a ser todo un descubrimiento.

No dejes de buscar tu hueco en la bocacalle más cañera de Alonso Martínez.

Los datos. Bocacalle. Calle Santa Teresa, 2. 91 622 59 15. Horario: de martes a jueves de 12:30 a 02h. Viernes y sábado de 12:30 a 02:30h. Domingos de 12 a 16h. Lunes cerrado. Precio medio: 25€. Más información en la web y en su Facebook.






Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Noemi

Si no llevo los ojos muy abiertos, me pierdo por Madrid. Y tanto si me fijo en el camino como si me pierdo, encuentro sitios preciosos para compartirlos con vosotros. Tengo una manía compulsiva: disfrutar de la buena comida. ¿Quieres descubrir Madrid con nosotros?

3 Comments
  • Confeti en los bolsillos

    31/05/2016 at 09:37 Responder

    Que pinta!! Con el hambre que me está entrando, esto es pecado total!!!

  • yfraile

    31/05/2016 at 11:10 Responder

    Cómo me gusta!! Lo probaré en cuanto pueda sin dudarlo!! Gracias, gracias, gracias por enseñarnos estos sitios tan chulos!

  • casigata

    31/05/2016 at 11:38 Responder

    Hace unos meses acabé aquí con 4 amigas, por casualidad, y salimos encantadas.
    La comida está impresionante, aunque he de decir que las raciones algo pequeñas, pero merece la pena pedir varios platos y probar un poco de todo, porque está todo realmente bueno.
    Hemos intentado volver, pero parece que se ha corrido la voz y está complicado encontrar mesa.

Post a Comment