Gin tonic de aquí, de Madrid: descubre la ginebra GinBear
15670
post-template-default,single,single-post,postid-15670,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

GinBear: gin tonic de aquí, de Madrid

GinBear: gin tonic de aquí, de Madrid

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+





Gin tonic de aquí, de Madrid. Y es que GinBear es una ginebra destilada con chulería, que puedes soplar sin miedo al mañana. Cada botella contiene dos meses de trabajo hasta que sale al mercado pero es peligrosa: te la bebes en un tris. Agua del Canal, hierbas de la Sierra, enebro que te quiero enebro y el mejor alcohol de trigo que puedas soñar, maja. Te contamos sus secretos.

GinBear (oso, madroño) es la marca estrella del Alambique de Santa Marta, el proyecto de la familia Sandín en el municipio de Ajalvir y que, por suerte, ahora puedes conocer de primera mano en el Mercado de Vallehermoso, en el corazón de Chamberí. Échale jeta, date una vuelta y deja que Beatriz Sandín te prepare un gin tonic fetén en el puesto de la casa. Está a un paso de Randall Coffee, en la Galería de Productores.

gin tonic

“Nuestro objetivo es realista, queremos que bebas un gin tonic de la máxima calidad, no competimos por volumen con las multinacionales. Mimamos cada botella. De hecho, todo empezó porque en el mercado no existía nada que nos gustara”, cuenta Beatriz mientras se organiza para servirnos un combinado. Por cierto, nos hemos adobado a las 12 del medio día y tan felices. Hemos venido a catar, o esa es la intención original.

Gin tonic artesanal, elaborado en Madrid

España es el tercer país del mundo que más gin tonic pimpla, pero no siempre de buena calidad. “Producir en alambique es más lento y costoso, pero el alcohol que destilas es increíble. Nosotros solo utilizamos productos naturales, nada de esencias y colorantes innecesarios. Por ejemplo, tenemos una ginebra con 18 botánicos y fresón de Aranjuez, una variedad única en el mundo que solo se encuentra aquí”, confiesa Beatriz mientras sirve la ginebra con dosificador: “la medida justa de 5 centilitros”.

gin tonic






La destilación de GinBear es numerada, cada botella con su matrícula y su fecha, con completa trazabilidad. Para que no te la cuelen con lo que echas al gaznate. En la variedad London Dry, el Alambique utiliza 18 botánicos (con ingredientes secretos) que maceran en alcohol de trigo durante 10 días, frente a las 24 horas habituales. De cada 100 litros destilados obtienen 30 de ginebra, que se rebaja con agua, se filtra y se deja reposar un mes. El sabor es especial, diferente, como más puro.

Beatriz desliza la tónica sobre el hielo, con cuidado, para no romper el carbónico. Antes servía para curar la malaria, ahora nos cosquillea en la garganta. “Es mejor si el refresco es neutro, para que el sabor de la ginebra se potencie”, nos explica. No en vano, su objetivo personal es enseñar a los madrileños a beber un gin tonic de verdad, para disfrutarlo más que pillarte un buen moco. O para ambas cosas.

gin tonic

El toque final a la preparación del combinado es un cítrico, aunque no es necesario añadirlo. Una mención a las guarrerías que se introducen en los brebajes de ciertos lugares inmundos tuerce el morro de Beatriz, que poco después sonríe y señala la copa de balón. “Probemos”, dice. Probamos, óyenos. Y metemos la napia. Es un poco como…

Subir al cielo de Madrid. Una pasada a 30€ la botella.

Los datos. Alambique de Santa Marta. Mercado de Vallehermoso, puesto 2. Vallehermoso, 36. Martes a jueves de 11:00 a 20:30. Viernes y sábados de 11:00 a 23:30. http://alambiquedesantamarta.com/






Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Guillermo Escribano

Ha sido Indiana Jones y Clark Kent y, ahora, dedica sus energías a las letras más puras. Escribe hasta dormido aunque sueña despierto. Pongamos que habla de Madrid.

No Comments

Post a Comment