Bacira: restaurante comida internacional en Chamberí
6430
post-template-default,single,single-post,postid-6430,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Bacira: comidas de lujo para todos en Chamberí

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

DRIVRBacira es mi sorpresa. Es verdad, había leído chiquicientas recomendaciones sobre este restaurante de Chamberí antes de ir pero superó mis expectativas. Bacira es un restaurante de comida de lujo a precios asequibles. Y además, es precioso. Y con esto os lo digo todo. Bueno, no… Mejor, seguid leyendo…

bacira01

Bacira

Bacira está escondido en la diminuta calle Castillo, muy cerca de Olavide. Su fachada no avanza lo que hay dentro pero nada más cruzar el umbral, su decoración (del estudio Billete de Vuelta) ya entra por los ojos. Es acogedor, moderno sin estridencias, con predominio de maderas, colores claros y una apuesta por el azul verdoso que da el remate a un estilo industrial sobrio, de los que no pasan de moda.

Bacira03

Carlos Langreo, Vicente de la Red y Gabriel Zapata

En la carta, una apuesta sencilla pero efectiva: “se puede comer con calidad a precios asequibles”. “Aquí ponemos el mismo atún que en restaurantes mucho más caros, la materia prima es la misma pero para todos los bolsillos”. Me lo dicen textualmente sus cocineros y artífices de este restaurante, los chefs Gabriel Zapata, Vicente de la Red y Carlos Langreo, unos jovenzuelos con unos currículums de caerse de espaldas.

Todo tiene una explicación en la vida y Bacira se explica desde la pericia de sus propietarios (como el nombre, que es un juego con la segunda y tercera letra de sus propios nombres). Gabriel es experto en comida japonesa y nikkei (fusión de japonés y peruano), es el artífice de las presentaciones más niponas. Vicente tiene una arrolladora trayectoria como cocinero en comedores tan renombrados como El Celler de Can Roca, Aponiente o el Mesón de Doña Filo (todos con estrellas Michelín) y otros como Urkiola Mendi, Viridiana, Kabuki o Nikkei 225. Fue en este último restaurante donde los tres socios de Bacira se cruzaron aunque Carlos, el que me falta por repasar, también ha trabajado en 99 Sushi Bar, La Maruca o Martinete y pese a adorar los fogones, tiene mucha experiencia también en sala.

Bacira02

Anguila ahumada. Bacira

Así es más comprensible encontrar cocina internacional, con aires sobre todo japoneses, fusionada sin complejos y con una presencia increíble. Mi favorita, la anguila ahumada con ricota, tomates secos, brotes y quinoa pero no es posible no hacer ojitos al tiradito de vieiras con tobiko, brotes, cortezas y yuzu o no dejarse llevar por un steak tartar con pan de Carassau de factura perfecta (muy poco picante) o un original brazo de pulpo a la parrilla ligeramente ahumado con espuma de patata y butifarra negra. Aunque para sorpresa, las albóndigas guisadas de rabo de toro con puré especiado de patata, que viene bajo una campana de cristal para disfrutar de todo el aroma del ahumado.

Todo el mundo recomienda, de postre, la versión del Drácula, el helado de los 80. No puedo deciros porque no he probado, aunque tiene una pinta deliciosa. Hemos optado por el pan de especias con chocolate, helado de naranja, aceite, pimienta y sal, por el Chocolate al Cubo y por el requesón, membrillo de mando, menta y helado de lemon grass. Cualquiera de ellos son un broche excelente, ya depende de vuestro gusto para los dulces.

La carta de vinos es corta pero original, con un precio medio de 18€ por botella muy apañado. ¡Ah! Y se precian de tener la copa de champán más barata de Madrid (6€) porque para ellos “un buen champán marida tan bien como el mejor vino blanco” y por eso, lo tienen accesible.

bacira08

Chocolate3

Pero yo os recomiendo estas cosas cuando lo mejor, siempre, es probar la novedad y dejarse llevar por un servicio que sabe mucho de lo que dispone sobre las mesas. Las recomendaciones, los fuera de carta son imprescindibles en un lugar en el que la carta es viva, cambiante y muy pegada al producto de temporada.

Pero, claro, la policía no es tonta y los foodies, tampoco. Está siempre lleno a reventar. Siempre. Así que ya estáis llamando para reservar porque no os lo podéis perder. Hacedme caso, Bacira es una sorpresa.

Los datos: Bacira. Calle del Castillo, 16. Madrid. Tel. 91 866 40 30. www.bacira.es. Abre de martes a sábados de 13 a 16h. y de 20:30 a 00:00 horas, y los domingos a mediodía. Precio medio: 30 €. Tiene un menú del día por 13’90 € que cambia semanalmente y un menú degustación sorpresa de 30 €. El precio de las copas varía entre 7 y 9 euros. Hay copas de champagne por 6 euros.






Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Noemi

Si no llevo los ojos muy abiertos, me pierdo por Madrid. Y tanto si me fijo en el camino como si me pierdo, encuentro sitios preciosos para compartirlos con vosotros. Tengo una manía compulsiva: disfrutar de la buena comida. ¿Quieres descubrir Madrid con nosotros?

No Comments

Post a Comment