Juan Diego salva el montaje de Ricardo III en el Teatro Español - Me Gusta mi Barrio
6188
post-template-default,single,single-post,postid-6188,single-format-standard,desktop,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Juan Diego salva el montaje de Ricardo III en el Teatro Español

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+





Si no es sencillo adaptar a William Shakespeare al público español del siglo XXI, intentarlo con la obra más díficil del dramaturgo isabelino es todo un reto que puede acabar en desastre. Por suerte, los Sueños y visiones de Ricardo III del Teatro Español se salvan de la debacle gracias al arrollador talento de Juan Diego.

ricardo01

Fotos de Sergio Parra

El de Bormujos encarna la inteligencia, ambición, devastación y deformación moral de ese oscuro personaje que uno a uno, asesina a todos sus rivales hasta alcanzar el trono de Inglaterra. No existen la piedad y la duda, y sus aliados pierden la cabeza (literalmente) con una facilidad pasmosa. Nada que reprochar al magistral actor, recién cumplidos los 72 años. Él es el todo en el escenario.

Sin embargo, tan difícil es hacer una sinopsis de la obra (echadle un vistazo a Looking for Richard de Al Pacino), como llevarla a las tablas sin que la platea se quede ojiplática. Y algo parecido es lo que ocurre con la “operación dramatúrgica” de José Sanchís Sinisterra, que bajo una perspectiva “a la vez modesta y ambiciosa”, quiere actualizar a un clásico inclasificable como Shakespeare.

ricardo02

Fotos de Sergio Parra

 

La actualización es un trabajo hercúleo y arriesgado. Se sirve de mecanismos de organización dramática, de vueltas a la trama, de una escenografía oscura de juegos de luces, que hacen más difícil de entender una obra ya de por sí compleja y larga.

El juego dramático es enmarañado: transformar una sucesión de escenas bien encajadas en los sueños y visiones de Ricardo III, evocados desde el final del texto original, horas antes de morir. Es una pesadillesca operación de psicoanálisis, quizá, que desperdiga sobre el escenario a una multitud de personajes que no se explican, entre los que destacan una trágica Ana Torrent (Isabel) y un oráculo llamado Asunción Balaguer (Margarita).

ricardo03

Fotos de Sergio Parra

Si no has leído el texto de Shakespeare, o no conoces las rencillas históricas entre los Lancaster y los York en el otoño de la Edad Media, o si solo recuerdas el asunto del reino y el caballo, tendrás problemas para asimilar con profundidad lo que está ocurriendo sobre las tablas. Ese es el asunto.

En cualquier caso, acércate al Teatro Español. Merece la pena. Disfrutarás del cautivador talento de Juan Diego y el océano de sangre en que se ahoga.

Los datos: Sueños y Visiones de Ricardo III. Teatro Español, Sala Principal. Plaza de Santa Ana. De martes a sábados 20h. Domingos, 19h. Precio Entradas de 5 a 22 €. Martes, miércoles y jueves 25% dto. Hasta el 28 de diciembre. Más info aquí.






Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Guillermo Escribano

Ha sido Indiana Jones y Clark Kent y ahora, dedica sus energías a las letras más puras. Su pluma es dura, ácida y certera pero le dedica mucho tiempo a la fantasía. No te pierdas las historias de Garcan en su Glob o sigue sus filias y fobias en su TW.

No Comments

Post a Comment